Impactos cósmicos registrados en vivo    

25 de Junio de 1178.

Las Crónicas de Gervasio de Canterbury, relatan el testimonio de 5 monjes que observaron un impacto en la Luna, en el año 1178.

 

Tal registro es descrito en el libro Cosmos de Carl Sagan de la siguiente manera:

Había una brillante Luna Nueva y como es habitual en esta fase, los cuernos estaban inclinados hacia el Este. De pronto el cuerno superior se abrió en dos. En el punto medio de la división emergió una antorcha flameante, que vomitaba fuego, carbones calientes y chispas. 

 

Análisis posteriores dan al cráter Giordano Bruno, como el resultado de tal colisión, aunque recientemente se discute esa afirmación.

 

30 de Junio de 1908.

El más famoso de los impactos cósmicos, es sin lugar a dudas el Acontecimiento de Tunguska, en Siberia, Rusia. En la madrugada del 30 de Junio del año 1908, ocurrió una gran explosión que desvastó miles que kilómetros a la redonda. La explosión y el terremoto que ocasionó, fue detectado a miles de kilómetros de distancia.

 

La Tierra había colisionado con un resto cometario y si bién, las personas desconocian lo que estaba ocurriendo, este evento fue presenciado por millones de personas en todo el mundo. Más detalles del Evento de Tunguska, haciendo click aquí.

 

1953.

En 1953, el astrónomo aficionado Leon Stuart reportó en la revista Strolling Astronomer,  haber observado y fotografiado un destello en la Luna. 

Ahora, casi cinco décadas después, Bonnie Burati del JPL (Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA) y Lane Johnson (Universidad de Pomona), realizando un trabajo sobre los datos aportados por la sonda espacial Clementine, han ubicado un posible candidato del impacto.

El cráter en cuestión tiene un diámetro de 1,5 kilómetros y el objeto que produjo tal colisión tenía un diámetro de unos 20 metros. La energía del impacto se cálculó en 0,5 Megatones de TNT.