La Nebulosa de Orión: Una vista desde el Hubble              

 

Pocas vistas cósmicas excitan la imaginación como la Nebulosa de Orión. También conocida como M42, el gas brillante de la nebulosa rodea a las estrellas jóvenes y calientes en el borde de una inmensa nube molecular interestelar a solo 1.500 años luz de distancia.

 

La Nebulosa de Orión ofrece una de las mejores oportunidades para estudiar cómo nacen las estrellas, en parte porque es una gran región de formación estelar muy cercana, y porque las estrellas energéticas de la nebulosa han arrastrado nubes de gas y polvo que las oscurecen, permitiendo tener una mirada íntima a una variedad de etapas en curso del nacimiento de estrellas y evolución.

 

La imagen destacada de la Nebulosa de Orión se encuentra entre las más nítidas hasta ahora, construida con datos del Telescopio Espacial Hubble. La Nebulosa de Orión mide unos 40 años luz y está situada en el mismo brazo espiral de la galaxia que nuestro Sol.

 

Crédito de la imagen: NASA, ESA, Hubble Legacy Archive;

Procesamiento: Francisco Javier Pobes Serrano.