A  S  T  R  O  B  I  O  G  R  A  F  I  A  S 


 

 

Max-Planck-5

Max Karl Ernst Ludwig Planck.

(23 de abril de 1858 - 04 de octubre de 1947)

 

RogerAvilio.jpg


 

 

 

 

 

 

 

Por Roger A. Jiménez A.

Asociación Larense de Astronomía, ALDA.

 

Max Karl Ernst Ludwig Planck, notable físico y matemático que dedicó su vida al estudio de la física teórica, y en particular, al problema de la termodinámica. Fue el célebre creador de la Teoría de los Quantos, mejor conocida como la Teoría Cuántica. Es reconocido como una de las mentes científicas más prodigiosas que el mundo ha tenido.

 

Nació el 23 de abril de 1858, en Kiel, Schleswig-Holstein (actualmente Alemania), fruto del matrimonio de Julius Wilhem (41) con su segunda esposa Emma Patzig (37). Tuvo cuatro hermanos (Hermann, Hildegard, Adalbert y Otto), además de dos medio hermanos (Hugo y Emma), hijos del primer matrimonio de su padre con Mathilde Voigt.

 

http://www.eugenicsarchive.org/images/eugenics/normal/1-50/023-Large-family-winner-Fitter-Families-Contest-Eastern-States-Exposition-Springfield-MA-1925.jpg

Familia Planck-Patzig.

 

Integrante del seno de una familia acomodada perteneciente a la alta burguesía de la época, en la que abundaban los clérigos y juristas. Su familia era un ejemplo notable de ello, en esta se contaban varios académicos de renombre, su padre Julius Wilhelm Planck, era profesor de Derecho Constitucional en la Universidad de Kiel cuando Max Planck nació, su tío Gottlieb Planck, fue jurista en Gotinga y se le considera uno de los padres del Código Civil de Alemania, su abuelo y su bisabuelo también fueron profesores en Gotinga, pero en la cátedra de teología.

 

Fue criado en una tradición que respetaba mucho la institucionalidad, la educación, la honestidad, la justicia y la generosidad. Los valores que se le dieron cuando era niño rápidamente se convirtieron en los valores que atesoraría a lo largo de su vida, mostrando el máximo respeto por las instituciones del Estado y de la iglesia.

 

Comenzó su educación primaria en Kiel, pero continúo esta en Múnich, debido a que durante la primavera de 1867 su familia se mudó a esta ciudad, cuando su padre fue nombrado profesor allí.

 

La ciudad de Múnich brindó un ambiente estimulante para el joven que disfrutaba de su cultura, en particular la música. Le fascinaba caminar, explorar y escalar en las montañas, lo cual hacia cuando la familia iba de excursión a la Alta Baviera.

 

En mayo de 1867 ingresó a la famosa Escuela Gimnasio Maximiliano para continuar sus estudios.  Sus compañeros de clase eran hijos de familias conocidas de Múnich, entre ellos se encontraban el hijo del banquero Heinrich Merck y Oskar Miller, fundador más adelante del Deutsches Museum. El niño Max lo hizo bien en la escuela, pero no brillantemente, usualmente se ubicaba entre el tercer y el octavo lugar de su clase. La música, fue quizás su mejor asignatura, mostraba talento ello (tocaba el órgano, el piano y el chelo), completaban su interés la filosofía clásica y las ciencias. Fue galardonado con el premio de la escuela en catecismo y buena conducta durante casi todos los años que curso estudios allí.

 

Uno hubiese esperado que el joven Planck sobresaliera principalmente en matemáticas y ciencias, pero ciertamente en sus primeros años escolares, aunque lo hizo bien, no había señales de talento sobresaliente en estas materias. Sin embargo, hacia el final de su carrera escolar, su maestro Hermann M'ller elevó su nivel de interés en la física y las matemáticas, a partir de ahí, Max Planck quedó profundamente impresionado por la naturaleza absoluta de la Ley de Conservación de la Energía.

 

Un informe escolar de 1872 dice: “Justificadamente favorecido tanto por profesores como por compañeros de clase... y a pesar de tener maneras infantiles, tiene una mente muy clara y lógica. Es una gran promesa”.

 

En julio de 1874, a sus 16 años, obtuvo su Schulabschluss o Graduación  en la Escuela Gimnasio Maximiliano, luego de aprobar su examen de grado con  distinción. Antes de comenzar sus estudios en la Universidad de Múnich, discutió la posibilidad de una carrera musical con un músico, quien le dijo que si tenía que hacer la pregunta sería mejor que estudiara otra cosa.

 

Ingresó en la Universidad de Múnich el 21 de octubre de 1874. Sus profesores en física fueron Philipp von Jolly y Wilhelm Beetz, y en  matemáticas, Ludwig Seidel y Gustav Bauer.

 

Durante el curso inicial de la Universidad, después de tomar clases de matemáticas principalmente, consultó a al profesor de física de la Universidad de Múnich, Philipp von Jolly (gran físico experimental cuyo campo de estudio principal fue la ósmosis), sobre esta área y las perspectivas de investigación, y este le respondió que en física lo esencial estaba ya descubierto, y que quedaban pocos huecos por rellenar; esta apreciación del profesor von Jolly, era la misma de muchos otros físicos de la época. Ante esta respuesta sombría, Planck le dijo a su profesor que no tenía interés en descubrir nuevos mundos sino en comprender los fundamentos de la física. El profesor Jolly, no persuadió a Max de su respuesta, por el contrario, le dijo que si decidía estudiar Física, lo apoyaría, pues, el jóven era brillante. Finalmente Planck se decidió por estudiar física.

 

        Alguna vez le preguntaron a Planck por qué eligió estudiar Física, a lo que respondió: “El mundo exterior es algo independiente del hombre, algo absoluto, y la búsqueda de las leyes que se aplican a este absoluto me pareció la búsqueda científica más sublime de la vida”.

 

Los comentarios fuera de lugar de su profesor de física claramente marcaron su estadía académica en la Universidad de Múnich. Lo cual Planck expresaría más adelante escribiendo: “Lamentablemente, no tuve la buena fortuna de un destacado científico o maestro dirigiendo el curso específico de mi educación”.

 

Planck&Jolly.jpg

Profesor Philipp von Jolly (Izquierda), Max Planck (Derecha). Composición fotográfica con imágenes de finales de la década de los 70 del siglo XIX.

 

En la Universidad de Múnich, bajo la tutela del profesor Jolly, Planck condujo sus primeros experimentos propios, uno de ellos, referido a la difusión del hidrógeno a través del platino caliente. Este y otros estudios realizados por él, los llevó a cabo antes de encaminar sus estudios hacia la física teórica.

 

A mediados del verano de 1875 estuvo delicado de salud, por lo que tuvo que dejar de estudiar por un tiempo. Al reincorporarse a sus estudios, también lo hizo en actividades culturales, fue miembro del coro de la universidad, donde en 1876/77 compuso una opereta titulada Die Liebe im Walde.

 

Además  de la física y la vida de investigación científica, Max tuvo vida social, se hizo amigo de algunas personas. Con alguno de sus amigos y compañeros de clase organizó un viaje a Italia, un preámbulo a su vigésimo cumpleaños. Durante el viaje conocerían más sobre la cultura de dicho país y visitarían una cantidad de lugares famosos como: Venecia, Génova, Pavia, Florencia, los lagos de Como y Lugano, Lago Maggiore, Brescia y el Lago de Garda.

 

Era costumbre que los estudiantes alemanes se mudaran entre universidades en esa época, de hecho Planck se trasladó en octubre de 1877 a la Universidad de Berlín, donde continúo sus estudios. Allí contó entre sus profesores a Weierstrass, Helmholtz y Kirchhoff. Años más tarde, escribió que admiraba mucho a Kirchhoff, pero lo describió como un maestro seco y monótono. Muy probablemente esta apreciación fue el contraste entre la actitud de investigación de sus profesores en Múnich y la de sus profesores en

 

Un aspecto importante de su educación y desarrollo como científico en  Berlín, llegó a través de un estudio independiente que realizó, y para el cual necesitó leer los artículos de Rudolf Clausius sobre termodinámica. Planck ya admiraba a Clausius por discurso comprensible y su claridad sobre los principios de la termodinámica. Estos artículos revivieron nuevamente su interés por la naturaleza absoluta de la segunda ley de la termodinámica y nuevamente le quedó impresionado con el tema.

 

Planck regresó a Múnich, allí presentó en la Universidad su tesis doctoral  sobre la segunda ley de termodinámica titulada “Sobre la Segunda Ley de la Teoría Mecánica del Calor”, en julio de 1879. La obtención de su doctorado lo hizo con la mención "summa cum laude" el 28 de julio de 1879, para entonces tenía la edad de 21 años.

 

Max-Planck-4

Max Planck en la Universidad de Múnich. La imagen corresponde a mediados de la década de los 80 del siglo XIX.

 

 Después de obtener su doctorado, Planck continuó trabajando para su acreditación como profesor, habilitación que logró el 14 de junio de 1880, convirtiéndose en Privatdozent (Instructor) en la Universidad de Múnich. Este puesto de enseñanza no era remunerado, por lo que durante los siguientes cinco años vivió con sus padres, quienes lo mantuvieron. Durante este tiempo se hizo amigo de Carl Runge, relación que se convirtió en una amistad duradera y académicamente fructífera.

 

max-planck.jpg

Max Planck (izquierda) y Carl Runge (derecha). Imágenes alrededor de los años 1885-1895, época cuando estaba naciendo su gran amistad.

 

El 2 de mayo de 1885 Planck fue nombrado profesor extraordinario de física teórica en Kiel,  lo que le significó tener finalmente un salario regular por enseñar. Ocupó esta cátedra durante cuatro años.

 

Estable financieramente, le permitió pensar en casarse con Marie Merck, a quien había conocido durante muchos años. Marie, era hija de un banquero de Múnich y hermana de uno de sus compañeros de primaria en la Escuela Gimnasio Maximiliano.

 

Max Planck y Marie Merck se casaron el 31 de marzo de 1887, tuvieron cuatro hijos, Erwin, Karl, y las hijas gemelas Margarete y Emma.

 

http://sfp.in2p3.fr/CP/PIF/Quanta/ie4/pres_planck_fichiers/slide0019_image021.jpghttps://oneboyswayofknowing.files.wordpress.com/2017/12/15b1724e17e61199500377918a223cb8.jpg?w=709&h=794

Izquierda: Max Planck y su esposa Marie Planck (Merck).

Derecha: Toda la familia Planck-Merck  (padres e hijos).

 

En ese tiempo, a finales de la década de 1880, ya trabajaba en termodinámica desarrollando aplicaciones para el área, las cuales terminó escribiendo y publicando en tres excelentes artículos sobre aplicaciones a la química física y la termoelectricidad.

 

Después de la muerte de Kirchhoff en octubre de 1887, la Universidad de Berlín buscó un físico líder en el mundo para reemplazarlo y convertirse en un colega de Helmholtz. Conversaron con Ludwig Boltzmann, pero él no estaba interesado, y lo mismo resultó para Heinrich Hertz.

 

En 1888 el nombramiento de Planck para profesor de física teórica, fue propuesto por la Facultad de Filosofía de la Universidad de Berlín, fuertemente recomendado por Helmholtz quien en su recomendación escribió: “Los documentos de Planck se distinguen muy favorablemente de los de la mayoría de sus colegas en el sentido de que trata de llevar a cabo las estrictas consecuencias de la termomecánica de manera constructiva, sin añadir hipótesis adicionales… Sus papeles claramente demuestran que es un hombre de ideas originales que está haciendo sus propios caminos y que tiene una visión general y completa de las diversas áreas de la ciencia”.

 

Planck fue nombrado profesor extraordinario de física teórica en la Universidad de Berlín el 29 de noviembre de 1888, al mismo tiempo se convirtió en director del Instituto de Física Teórica. Fue ascendido a profesor titular el 23 de mayo de 1892 y ocupó la cátedra hasta que se retiró el 1 de octubre de 1927.  Entre sus colegas y amigos se encontraban el famoso fisiólogo y hermano de Paul du Bois-Reymond, Helmholtz, Pringsheim, Wien, así como teólogos, historiadores y filólogos. Durante esos años continuó con su pasión por la música teniendo un armonio construido con 104 tonos en cada octava, y celebrando conciertos en su propia casa.

 

Efectivamente Max Planck no quería descubrir nuevos mundos al estudiar la física, sólo quería comprender sus fundamentos, y en el análisis de los mismos, Max, descubrió que la física clásica no podía responder a grandes dudas relacionadas con el estudio de cuerpos calientes y su energía. Debido a eso, Max dedicó gran parte de su vida al estudio de los mismo, y tras muchos análisis en el estudio de la teoría del calor, Max descubrió que tal vez la energía en un cuerpo caliente no se emitía de manera continua, sino que pudiera ser emitida en pequeñas unidades denominada cuantos.

 

Un ejemplo la teoría de Max Planck, se observa en un chorro de agua, éste es continuo, pero, también hemos observado cómo el agua sale del grifo en forma de gotas. Entonces, aplicado a la teoría, el chorro de agua representa la energía continua, mientras que las gotas de agua representan el cuanto.

 

Mientras estaba en Berlín Planck realizó muchas conferencias sobresalientes e hizo su trabajo científico más brillante en termodinámica, examinando y analizando la distribución de la energía según la longitud de onda.

 

Organizando sus ideas, Planck desarrollo la teoría de que la energía de cada cuanto es igualmente proporcional a la frecuencia de la radiación y ésta es multiplicada por la constante de Planck. Gracias a ésta deducción, se pudo calcular posteriormente la energía de un fotón (partícula de luz).

 

 En su trabajo sobre la distribución de la energía, utilizó las fórmulas de Wien y Rayleigh, llegó a combinarlas y optimizar la precisión de sus resultados. Con el desarrollo de este trabajo, Planck anunció en octubre de 1900 una fórmula ahora conocida como fórmula de radiación de Planck. Solo le llevó dos meses hacer una deducción teórica completa de esta fórmula, en la que Planck renunció a la física clásica introduciendo la quanta de la energía, hoy conocida como la energía del cuanto.

 

El 14 de diciembre de 1900, en una reunión de la Physikalische Gesellschaft en Berlín presentó oficialmente su explicación teórica que implica la quanta de energía, allí rechazó la creencia de que la segunda ley de la termodinámica era una ley absoluta de la naturaleza y dio por sentado la interpretación de Boltzmannde que era una ley estadística.

 

Las principales conclusiones de su trabajo involucraron que la radiación energética no podía ser emitida en cantidades arbitrarias, sino en ciertos paquetes que él llamó cuantos. Además, cada cuanto debe poseer cierta cantidad de energía, que va en aumento mientras la frecuencia oscilatoria de los electrones sea mayor, de modo que para frecuencias muy altas, la emisión de un único cuanto requeriría más energía de la que es posible obtener. De esta forma, la radiación de altas frecuencias se reduce y el ritmo con que el cuerpo pierde energía es, por consiguiente, finito.

 

Grafica de los datos de intensidad de radiación de cuerpo negro vs longitud de onda. Datos experimentales que obtuvo Planck.

black-body curves

Compare la curva esperada de la teoría termodinámica clásica a una temperatura de 5000 K (línea negra) frente a la observada en experimentos (línea azul). ¡Son muy diferentes! También se muestran en verde y rojo curvas a temperaturas algo más bajas.

 

En su teoría del quanto o cuántica, el físico alemán consigue explicar muy bien la emisión de radiación por cuerpos calientes, y además indica de qué manera se distribuye la energía en el espectro de radiación de cuerpos negros.

 

Planck recibió el Premio Nobel de Física en 1918 por su logro. Describió en su Conferencia Nobel el 2 de junio de 1920, con mucho más detalle su teoría y cómo hizo sus descubrimientos.

 

Algunos extractos de su conferencia:

 

”Durante muchos años, mi objetivo fue resolver el problema de la distribución de energía en el espectro normal de calor radiante. Después de que Gustav Kirchhoff hubo demostrado que el estado de la radiación térmica que tiene lugar en una cavidad delimitada por cualquier material emisor y absorbente a temperatura uniforme es totalmente independiente de la naturaleza del material, se demostró una función universal que dependía sólo de la temperatura y la longitud de onda, pero no de ninguna manera de las propiedades del material. El descubrimiento de esta notable función prometía una visión más profunda de la conexión entre la energía y la temperatura, que es, de hecho, el principal problema en la termodinámica y así en toda la física molecular...

 

Una serie de enfoques diferentes mostraron cada vez más claramente que un elemento o término de conexión importante, esencial para comprender completamente la base del problema, tenía que faltar...

 

        Desde el día en que establecí una nueva fórmula de radiación, con la tarea de encontrar una interpretación física real del fenómeno, este problema me llevó automáticamente a considerar la conexión entre la entropía y la probabilidad, es decir, el tren de ideas de Boltzmann; eventualmente después de algunas semanas del trabajo más duro de mi vida, la luz entró en la oscuridad, y una nueva perspectiva inconcebible se abrió ante mí...

 

Una constante en la ley de radiación representa el producto de la energía y el tiempo…

 

Lo describí como el cuántico elemental de la acción. Siempre y cuando se viera como infinitamente pequeño, todo estaba bien; pero en el caso general, sin embargo, una brecha se abrió de par en par en algún lugar u otro, lo que se hizo más llamativo cuanto más débil y más rápido las vibraciones consideradas. Por lo que el cuántico de la acción, o era una cantidad ficticia, entonces toda la deducción de la ley de radiación era esencialmente una ilusión que representaba sólo un juego vacío en fórmulas sin importancia, o la derivación de la ley de radiación se basaba en una concepción física sólida. En este caso el cuántico de acción debe desempeñar un papel fundamental en la física, y aquí había algo completamente nuevo, nunca antes oído, que parecía requerirnos básicamente revisar todo nuestro pensamiento físico, construido como era, desde el momento del establecimiento del cálculo infinitesimal por Leibniz y Newton, al aceptar la continuidad de todas las conexiones causales. El experimento decidió que era la segunda alternativa…”

 

Al principio la teoría encontró mucha resistencia, pero debido al exitoso trabajo de Niels Bohr en 1913 calculando las posiciones de las líneas espectrales usando la teoría, se hizo generalmente aceptada.

 

El propio Planck en mencionó alguna vez que a pesar de haber inventado la teoría cuántica no lo entendió él mismo al principio: “Traté de soldar inmediatamente el cuántico elemental de la acción de alguna manera en el marco de la teoría clásica, pero ante todos estos intentos no lo conseguí. Mis inútiles intentos de poner el elemental cuántico de acción en la teoría clásica continuaron durante varios años y me costaron mucho esfuerzo, pero finalmente lo logré”.

 

Planck y Borh

Las dos figuras centrales de la nueva física del siglo XX.

Bohr (izquierda) y Planck (derecha).

 

Planck tenía 42 años cuando hizo su histórico anuncio cuántico, y participo posteriormente en el desarrollo complementario de la teoría cuántica, principalmente llevada a cabo por Einstein con teorías de la quanta de luz, por Poincaré que demostró matemáticamente que la quanta era una consecuencia necesaria de la ley de radiación de Planck, por Niels Bohr con su teoría del átomo, y por Paul Dirac, entre otros.

 

Otra de las grandes amistades de Planck, la desarrolló con Albert Einstein. La teoría de Planck de que la energía no solo podía transmitirse en forma de onda, sino también en pequeños paquetes a los que llamó Cuantos, vino a resolver el problema de la catástrofe ultravioleta (la física clásica predecía una intensidad que siempre crecía con la frecuencia, como el cuadrado de ésta, por lo que la energía total radiada por una fuente es infinita, lo que no era representativo de los cuerpos negros).

 

Como ya se citó, aunque la teoría de Planck resolvió este problema, en un comienzo esta no tuvo la más grande aceptación; habían muchos que estaban totalmente en contra de lo que él decía en su teoría, muchos, salvo Albert Einstein.

 

Un tiempo más tarde, Einstein explicaría el fenómeno fotoeléctrico usando las teorías de Max Planck con respecto a la luz y a la radiación que emitía.

 

Einstein propuso que, estos cuantos, que eran los pequeños paquetes cargados de energía, podían aplicarse también a la luz visible, al fotón. En un comienzo, ni el mismo Max aceptaba la teoría de Einstein sobre los cuantos en la luz visible.

 

Conforme pasaban los meses, las teorías generaban gran debate, y Max estudió a fondo la teoría de Einstein y reconoció que ha sido el único científico que ha implementado bien su Constante Planck en su teoría, lo que le daba entender que Einstein sabía de lo que hablaba Planck.

 

Cuando Max Planck aceptó rotundamente la teoría de Einstein que explica el fenómeno fotoeléctrico, teoría que le otorgó un Nobel de Física; Planck hizo lo necesario moviendo sus hilos para que la teoría fuera publicada y aceptada por los demás científicos aun escépticos.

 

Max-Planck-13

Max Planck y Albert Einstein. Bruselas, 1911.

 

Einstein definió a Max Planck como “un físico y pensador, interesado por múltiples problemas, un hombre a quien le fue dado dar al mundo una gran idea creadora que devino básicamente en toda la búsqueda de la física del siglo XIX”.

 

Durante una Conferencia de Solvay, llevada a cabo en Bruselas en el año 1911, Einstein tuvo la dicha de encontrarse con Max Planck y además, Max explicó lo que quiso decir Einstein al probar el efecto fotoeléctrico, sin embargo, tuvo dudas con respecto a algunas cosas, dudas que tras una larga charla, Einstein logró disipar.

 

Debido a aquel gran encuentro, y a que Max Planck quedó impresionado con la genialidad de Einstein, nació una fructuosa amistad, más allá de las contradicciones principales que tenían sus teorías que al final se terminaron complementando, esto mismo fue lo que los unió como grandes amigos. Después Max Planck apoyaría a Einstein en sus trabajos posteriores como la Relatividad General y la Relatividad Especial.

 

Mientras Max era decano de la Universidad de Berlín, debido a la genialidad de Einstein, lo nombró como profesor de física, cargo que Einstein ejecutó honorablemente mientras trabajaba y desarrollaba sus revolucionarias teorías que cambiarían nuevamente al mundo de la física y la historia.

 

La vida de Planck lamentablemente se llenó de tragedia en los años posteriores a su notable iniciación del estudio de la mecánica cuántica. Su esposa Marie murió de tuberculosis el 17 de octubre de 1909.

 

Dos años después de la muerte de su primera esposa, Planck se casó de nuevo con Marga von Hesslin, la sobrina de Marie su primera esposa, el 14 de marzo de 1911. Tuvieron un hijo, un hijo Hermann. Karl, el más joven de sus hijos del primer matrimonio, fue asesinado en 1916 en la batalla de Verdun, durante la Primera Guerra Mundial. Sus dos hijas murieron dando a luz, Margarete en 1917 y Emma en 1919. Su hijo Erwin se convirtió en su mejor amigo y consejero.

 

max-planck-y-su-esposa-marga-1931-c45g0x.jpg

Max Planck y Marga von Hesslin, su segunda esposa. Año 1931.

 

 

Planck siempre asumió tareas administrativas además de sus actividades de investigación, mientras fue Secretario de la Sección de Matemáticas y Ciencias Naturales de la Academia Prusiana de Ciencias, cargo que ocupó desde 1912 hasta 1943. Había sido elegido miembro de la Academia en 1894.

 

Planck estuvo muy involucrado con la Sociedad Física Alemana, siendo tesorero y miembro del comité. Fue presidente de la Sociedad de 1905 a 1908 y luego de nuevo de 1915 a 1916. Planck también fue honrado por ser elegido miembro honorario en 1927. Dos años más tarde se estableció un premio, la Medalla Max Planck, y el propio Planck se convirtió en el primer ganador. Formó parte del comité del Kaiser Wilhelm Gesellschaft, la principal organización de investigación alemana, desde 1916 y fue presidente de la Sociedad desde 1930 hasta 1937 (fue renombrada Sociedad Max Planck). Este fue el momento en que los nazis llegaron al poder, y él hizo todo lo posible para evitar que los problemas políticos tomara el relevo de los científicos. No pudo impedir la reorganización de la Sociedad por parte de los nazis y se negó a aceptar la presidencia de la Sociedad reorganizada.

 

Permaneció en Alemania durante la Segunda Guerra Mundial, los que debieron ser tiempos muy difíciles. Sin embargo, estar en Berlín hacia el final de la Segunda Guerra Mundial, era muy peligroso.

 

Se trasladó a Rog-tz, cerca de Magdeburgo, en 1943. Su casa en el suburbio de Grunewald en Berlín fue destruida por el fuego después de un ataque aéreo en febrero de 1944. Perder su casa y sus posesiones fue malo, pero perder sus cuadernos científicos insustituibles fue una tragedia para él y para la ciencia.

 

Su hijo Erwin fue considerado sospechoso de estar involucrado en el complot para asesinar a Hitler el 20 de julio de 1944 y fue ejecutado por la Gestapo a principios de 1945.

 

Planck tenía 87 años al final de la Segunda Guerra Mundial y fue llevado a Gotinga por los aliados. Sorprendentemente, dada su edad, fue capaz de poner esfuerzo en la reconstrucción de la ciencia alemana y de nuevo se convirtió en presidente del Kaiser Wilhelm Gesellschaft en 1945-1946. Por segunda vez defendió la ciencia alemana a través de un período de dificultad excepcional.

 

Muere el 4 de octubre de 1947 en Gotinga, Alemania.

 

Aportes de Max Planck.

 

Los descubrimientos de Max Planck en el campo de la física, permitieron la creación de los transistores y por ende, de los equipos electrónicos, como las computadoras, los equipos de rayos X. Muchas de las tecnologías que hoy día conocemos y usamos trabajan gracias al descubrimiento de Planck.

 

Su Estudio de los fenómenos relacionados con la energía y la radiación dio origen a la Mecánica Cuántica.

 

La Constante de Planck, fue otro de los grandes descubrimientos del gran físico, pues, con ella pudo saberse la cantidad de energía contenida en los paquetes de energía. Dicha constante está estructurada en tres partes: E=hv, en donde E representa a la energía, h es la constante y v es la frecuencia de radiación.

 

Sus teorías ayudaron a cambiar el modelo de Atómico de Rutherford y a colocar el vigencia el desarrollado por Niels Bohr (fundamentado en los estudios de Planck)

 

Frases de Max Planck.

 

“La verdad nunca triunfa, sus oponentes simplemente se van muriendo.”

 

 “Creo que la conciencia es fundamental. Creo que todo asunto deriva de la conciencia. Todo lo que hablamos, todo lo que consideramos como existente, es dictado por la conciencia.”

 

  “El que ha llegado tan lejos como para dejar de confundirse, ya ha dejado también de trabajar.

 

“La ciencia no puede resolver el último misterio de la naturaleza. Y eso se debe a que, en última instancia, nosotros mismos somos una parte del misterio que estamos tratando de resolver.”

 

“Cuando se examinan inteligentemente incluso los más inútiles experimentos, éstos pueden abrir el camino hacia los más sensacionales hallazgos.”

 

“La ciencia es la progresiva aproximación del hombre al mundo real.”

 

Libros de Max Planck.

 

- Positivismo y el mundo externo real, 1930.

- Autobiografía científica y últimos escritos de Max Planck.

 

Honores y reconocimientos hechos a Max Planck:

 

- Orden del Mérito de las Ciencias y las Artes.

- Medalla Helmholtz (1914).

- Premio Nobel de Física (1918).

- Medalla Liebig (1921).

- Orden bávara de Maximiliano para la Ciencia y las Artes (1925).

- Miembro de la Royal Society (1926).

- Medalla Franklin (1927).

- Medalla Lorentz (1927).

- Medalla Max Planck (1929).

- Medalla Copley de la Royal Society (1929).

- Medalla Harnack (1933).

- Miembro de la Royal Society de Edimburgo (1937).

- Premio Goethe (1945).

- Características lunares, Cráter Planck.

- Número 95 en la lista de biografías populares del mundo.

 

Fotografías icónicas.

 

See the source image

De izquierda a derecha: Walther Nernst, Albert Einstein, Max Planck, Robert Millikan y Max Von Laue, el 11 de noviembre de 1931. Reunión previa a una cena el 12 de noviembre de 1931 en Berlín en honor al premio Nobel estadounidense Robert Andrews Millikan por invitación de Max von Laue.

 

 

 

 

 

 

 

Quinta Conferencia de Física de Solvay, Bruselas, 1927. Delegados que asistieron a la 5a Conferencia de Física de Solvay en octubre de 1927. Entre los delegados que se muestran aquí incluyeron luminarias como Marie Curie (1867-1934), Paul Dirac (1902-1984), Albert Einstein (1879-1955), Paul Langevin (1872-1946), Max Planck (1858-1947) y Erwin Schrodinger (1887-1961).  (Fotografía de SSPL/Getty Images).

 

Reunión de ganadores del Premio Nobel en la Sede Principal de la Sociedad Max Planck en Múnich, Alemania. De izquierda a derecha: Otto Hahn; Alcalde de Hamburgo, Max Brauer; Werner Heisenberg; y Adolf Butenandt. Fotografiado el 25 de octubre de 1952. Foto de ullstein bild/ullstein bild (Getty Images.)

 

Max Planck (izquierda) presentando a Albert Einstein (derecha) la Medalla Max Planck el 28.06.1929. Foto de ullstein bild/ullstein bild (Getty Images)

 

https://1.bp.blogspot.com/-qEQh5hmkN1I/WV1OBcB3-pI/AAAAAAAALa8/dmPPlrPcZAUwsifx8AAI3Tqj8zzZbJ9MgCLcBGAs/s400/max%2Bplanck.jpg

Vistas del Instituto Max-Planck de Ciencias (Izquierda) y del Instituto Max-Planck de Radioastronomía (Derecha). Ambos Institutos ubicados en Alemania, fotos de 1997.

 

 

 

Referencias:

http://mathshistory.st-andrews.ac.uk/Biographies/Planck.html

https://personajeshistoricos.com/c-cientificos/max-planck/

https://oneboyswayofknowing.com/2017/12/31/the-sorrow-of-physicist-max-planck/