Identifican una clase desconocida de asteroides ricos en agua      

 

Por Marietta Fuhrmann-Koch, Universidad de Heidelberg

20 de febrero de 2023.

 

Implantación de planetesimales en el cinturón de asteroides durante el crecimiento y la evolución dinámica de los planetas. Crédito: Nature Astronomy (2023).

 

Nuevas mediciones astronómicas en el rango infrarrojo han llevado a la identificación de una clase de asteroides hasta ahora desconocida. Un equipo de investigación internacional que incluye a geocientíficos de la Universidad de Heidelberg logró caracterizar estos pequeños planetas mediante espectroscopia infrarroja.

 

Están ubicados en el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter y son, al igual que el planeta enano Ceres, ricos en agua. Según los modelos informáticos, procesos dinámicos complejos desplazaron estos asteroides desde las regiones exteriores de nuestro Sistema Solar hasta el cinturón de asteroides actual poco después de su creación.

 

Con un diámetro ecuatorial de aproximadamente 900 kilómetros, el planeta enano Ceres es el objeto más grande del cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter. Muchos otros planetas pequeños también orbitan en esta región.

 

“Estos son los restos de los materiales de construcción a partir de los cuales se crearon los planetas de nuestro Sistema Solar hace cuatro mil quinientos millones de años. En estos pequeños cuerpos y sus fragmentos, los meteoritos, encontramos numerosas reliquias que apuntan directamente al proceso de formación del planeta", explica el Prof. Dr. Mario Trieloff del Instituto de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Heidelberg. El estudio actual muestra que los pequeños cuerpos astronómicos se originan en todas las regiones del Sistema Solar primitivo.

 

Por medio de pequeños cuerpos del Sistema Solar exterior, el agua podría haber llegado a la Tierra aún en crecimiento en forma de asteroides, porque los componentes básicos de los planetas en el Sistema Solar interior tendían a ser áridos, según el profesor Trieloff, quien dirige el grupo de investigación de Geoquímica y Cosmoquímica.

 

Los nuevos espectros infrarrojos fueron medidos por el Dr. Driss Takir en las instalaciones del Telescopio Infrarrojo de la NASA en el Observatorio Mauna Kea en Hawái (EE.UU.). "Las mediciones astronómicas permiten la identificación de asteroides similares a Ceres con un diámetro tan pequeño como 100 kilómetros, actualmente ubicados en una región confinada entre Marte y Júpiter cerca de la órbita de Ceres", explica el Dr. Takir, astrofísico del Centro Espacial Johnson de la NASA y autor principal del estudio.

 

Al mismo tiempo, los espectros infrarrojos permiten sacar conclusiones sobre la composición química y mineralógica de los cuerpos. Al igual que Ceres, hay minerales en la superficie de los asteroides descubiertos que se originaron a partir de una interacción con agua líquida.

 

Los pequeños cuerpos astronómicos son bastante porosos. La alta porosidad es otra característica compartida con el planeta enano Ceres y una indicación de que el material rocoso aún es bastante original.

 

"Poco después de la formación de los asteroides, las temperaturas no eran lo suficientemente altas como para convertirlos en una estructura de roca compacta; mantuvieron el carácter poroso y primitivo típico de los planetas de hielo exterior ubicados lejos del Sol", explica el Dr. Wladimir Neumann, un miembro del equipo del Prof. Trieloff, quien fue responsable del modelado por computadora del desarrollo térmico de los cuerpos pequeños.

 

Las propiedades de estos objetos similares a Ceres y su presencia en una zona relativamente estrecha del cinturón exterior de asteroides sugieren que estos cuerpos se formaron primero en una región fría en el borde de nuestro Sistema Solar. Las interrupciones gravitacionales en las órbitas de grandes planetas como Júpiter y Saturno, o "inestabilidad de planetas gigantes", cambiaron la trayectoria de estos asteroides de tal manera que los objetos fueron "implantados" en el cinturón de asteroides actual. Esto se demostró a través de cálculos numéricos realizados por los investigadores sobre el desarrollo de trayectorias en el Sistema Solar primitivo.

 

Los resultados fueron publicados en Nature Astronomy.

 

Fuente:

https://phys.org/news/2023-02-unknown-class-water-rich-asteroids.html