Ambiciosa misión de JAXA a Fobos tendrá un rover construido en Europa         

 

Por Evan Gough, Universe Today.

18 de noviembre de 2022.

Japón está enviando una nave espacial a Fobos para estudiarlo y recolectar muestras para regresar a la Tierra. Un rover alemán será parte de la diversión. Crédito: NASA/JPL-Caltech/Universidad de Arizona.

 

Japón y Alemania tienen un historial de colaboración en esfuerzos científicos y tecnológicos. Los países cuentan con un Comité  Conjunto de Cooperación en Ciencia y Tecnología que se ha reunido muchas veces a lo largo de las décadas. Ambos países tienen economías avanzadas y poderosas y conocimientos tecnológicos sofisticados, por lo que tiene sentido que colaboren en actividades científicas.

 

Esta vez, su cooperación se refiere a un pequeño trozo de roca con forma de patata: la luna de Marte, Fobos.

 

En 2024, la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial (JAXA) planea lanzar la misión Martian Moons eXploration (MMX) a Fobos y Deimos. Deimos recibirá el tratamiento de sobrevuelo, pero JAXA tiene ideas más ambiciosas para Fobos. Tienen la intención de aterrizar una nave espacial en ella, tal vez dos veces, y recolectar muestras para regresar a la Tierra.

 

El Centro Aeroespacial Alemán (DLR) enviará un rover en la misión. El rover se llama MMX Rover, un pequeño vehículo con ruedas de 25 kg que se "dejará caer" en la superficie de Fobos desde una altura de unos 50 metros.

 

"Con el rover MMX, estamos abriendo nuevos caminos en términos de tecnología porque nunca antes un vehículo de  exploración con ruedas había viajado en un pequeño cuerpo celeste con solo una milésima parte de la atracción gravitacional de la Tierra", dijo el Dr. Markus Grebenstein del DLR, Instituto de Robótica y Mecatrónica en Oberpfaffenhofen.

 

Llevar el rover a la superficie de Fobos no es un procedimiento de aterrizaje ordinario. El pequeño vehículo se dejará caer sobre la luna. Cuando llegue a la superficie, tendrá que enderezarse y ponerse a trabajar.

 

"A medida que el rover descienda en caída libre sobre Fobos luego de la separación de la nave espacial, realizará varios 'saltos mortales' al aterrizar sin sufrir daños y se detendrá en una posición impredecible. A partir de esta situación, debe erguirse de forma autónoma con la ayuda de la propulsión y desplegar sus paneles solares", dijo Grebenstein, gerente de proyecto de DLR para el rover MMX. "Finalmente, viajará con mucho cuidado a solo unos pocos milímetros por segundo para mantener el contacto con el suelo con sus ruedas especiales a pesar de la baja gravedad".

 

Una vez allí, utilizará sus instrumentos: un radiómetro y un espectrómetro Raman para mediciones in situ de la superficie de la luna. ¿Por qué esos dos?

 

Es por las preguntas sobre Fobos y su hermano, Deimos. Los científicos no están seguros de si son asteroides capturados del cinturón principal o de otra parte del Sistema Solar, posiblemente de lugares tan lejanos como el Cinturón Kuiper, o si son asteroides de escombros que se formaron en Marte. Algunas pruebas muestran que están siendo destrozados por la gravedad de Marte. Incluso pueden haber sido destruidos una vez y reformados nuevamente, o pueden ser el resultado de un impacto que envió material marciano a la órbita, donde se fusionó.

 

El espectrómetro Raman revelará la composición mineralógica de Fobos. La composición mineralógica es fundamental para comprender los orígenes de Fobos. Como cualquier cuerpo del Sistema Solar, su composición les dice a los científicos de dónde es. Por ejemplo, algunos elementos son mucho más comunes en el Sistema Solar interior, mientras que otros solo se forman más allá de la línea de congelación.

 

El radiómetro del rover medirá el poder de la radiación electromagnética de la luna. Estará sintonizado con el espectro  infrarrojo y medirá efectivamente la temperatura de Fobos. Eso ayuda a comprender la porosidad de la luna, que los científicos pueden comparar con otros cuerpos del Sistema Solar. Los científicos pueden usar esos datos para ayudar a comprender los orígenes de la luna.

 

El rover también tendrá cuatro cámaras: dos son para navegación y dos monitorearán las ruedas en el suelo.

 

El logro supremo de la misión será la devolución de la muestra. JAXA tiene la intención de superar su impresionante logro de  muestreo de la misión Hayabusa 2. Esa misión devolvió muestras del asteroide Ryugu que son fragmentos ricos en carbono. Ayudarán a determinar la fuente de agua y moléculas orgánicas enviadas a la Tierra.

 

Con MMX, JAXA espera recolectar una muestra mucho más grande que la muestra de Ryugu, hasta 100 veces más grande.  Debido a las condiciones en Fobos, la misión solo tiene 90 minutos para recolectar muestras antes de que regrese la oscuridad y la nave espacial deba abandonar la superficie. Si todo va bien, la muestra volverá a la Tierra en 2029.

 

Esas restricciones no afectarán al rover. Tomará sus medidas y luego morirá en Fobos, pero primero contribuirá a la operación  de muestreo. El MMX Rover llegará primero a la superficie y ayudará a determinar el lugar de aterrizaje para el módulo de exploración. Los datos y las imágenes del rover también servirán como referencia para los instrumentos del orbitador.

 

Hay capas de cooperación internacional en esta misión. La misión MMX es un proyecto de Japón, y el DLR suministrará el rover pero España está ayudando a desarrollar el espectrómetro Raman, y la agencia espacial francesa también está involucrada en el proyecto.

 

Entonces, cuando la misión, con suerte, aterrice en Fobos y logre recolectar muestras, habrá equipos de científicos e ingenieros jubilosos en varios países.

 

Fuente:

https://phys.org/news/2022-11-jaxa-ambitious-mission-phobos-european-built.html