El velo de Orión sale de su cáscara        

 

Por Suraiya Farukhi, Asociación de Investigación Espacial de las Universidades (USRA).

14 de julio de 2022.

Un modelo 3D de la Nebulosa de Orión muestra la capa del Velo de Orión como un gas azulado que rodea la nebulosa representada en rojo y amarillo. Los investigadores que usaron SOFIA encontraron una protuberancia en el caparazón, lo que podría permitir que el gas y el polvo escapen más allá del caparazón. Crédito: NASA, ESA, Frank Summers (STScI), Greg T. Bacon (STScI), Lisa Frattare (STScI), Zolt G Levay (STScI), K. Litaker (STScI) Agradecimientos: Axel Mellinger, Robert Gendler, Rogelio B. Andreo

 

 

El Observatorio Estratosférico de Astronomía Infrarroja (SOFIA) descubrió que el Velo de Orión, una capa en expansión que consiste en  polvo y gas frente al cúmulo estelar masivo en la Nebulosa de Orión, podría estar rompiéndose.     

 

Dentro de la Nebulosa de Orión hay un conjunto masivo de estrellas conocidas como las estrellas del trapecio. Los vientos de las estrellas del  Trapecio soplan una burbuja de polvo y gas en el área frente a ellas, llamada el Velo de Orión. La mayor parte del Velo de Orión es escaso, y la mayor parte de su gas se encuentra en la pared de la burbuja. El muro, o caparazón del Velo de Orión, tiene un grosor de un año luz y se está expandiendo hacia nosotros, y las observaciones recientes del instrumento GREAT de SOFIA han identificado algunas características inesperadas en él.

 

"La burbuja, con un diámetro de aproximadamente siete años luz, debería ser una estructura casi esférica, pero encontramos una  protuberancia en su parte noroeste", dijo Ümit Kavak, investigador postdoctoral en SOFIA con sede en el Centro de Investigación Ames de la NASA en el Silicon Valley de California, quien es el autor principal de un artículo reciente en Astronomy & Astrophysics que describe los estudios.

 

Las observaciones de SOFIA muestran la emisión de carbono ionizado en esta protuberancia, que Kavak usó para determinar su tamaño,  estructura y cómo se está expandiendo, con la esperanza de descubrir sus orígenes y su futuro.

 

Con forma de "U" acostada de lado, la protuberancia se extiende mucho más allá del caparazón del Velo de Orión. Es un lugar probable para  que el caparazón se perfore, y la parte superior en forma de chimenea de la protuberancia parece implicar que ya lo ha hecho.

 

“Cuando rompes el caparazón del Velo, efectivamente comienzas a remover una sopa cósmica de gas y polvo al agregar turbulencia”, dijo  Kavak. "Esta no es la sopa más apetecible, pero es una de las formas de formar nuevas estrellas o limitar la futura formación de estrellas", agregó Alexander Tielens, investigador de la Universidad de Leiden y coautor del artículo.

 

Esta turbulencia afecta la densidad, la temperatura y la química de su región circundante, lo que en última instancia puede conducir a la  creación o destrucción de sitios de formación estelar.

 

El grupo también identificó una segunda protuberancia más débil, que planean investigar más a fondo en una publicación futura. Juntas,  estas protuberancias afectan toda la morfología de la Nebulosa de Orión.

 

Fuente:

https://newsroom.usra.edu/orions-veil-comes-out-of-its-shell/