Ejercicios de alto impacto podría ayudar a limitar la pérdida ósea en los astronautas        

 

Por Nature Publishing Group

30 de junio de 2022.

Crédito: Pixabay/CC0 Dominio público

 

Los astronautas que han regresado después de vuelos espaciales de más de tres meses pueden mostrar signos de recuperación ósea  incompleta incluso después de un año en la Tierra, pero agregar más ejercicios de resistencia durante el vuelo espacial puede ayudar a limitar la pérdida ósea. El estudio, publicado en Scientific Reports, sobre 17 astronautas internacionales encontró que mientras la espinilla se recupera parcialmente, las pérdidas óseas sostenidas después de un año son equivalentes a diez años de pérdida ósea normal relacionada con la edad en la Tierra.

 

Steven Boyd y sus colegas tomaron imágenes de 17 astronautas (14 hombres, tres mujeres) antes del vuelo espacial, al regresar a la Tierra  y después de seis y 12 meses de recuperación. Realizaron escaneos óseos en la tibia (espinilla) y el radio (antebrazo) para calcular la resistencia del hueso a la fractura (carga de falla), el mineral óseo en el tejido óseo y el grosor del tejido. Los autores también registraron ejercicios como ciclismo, carrera en cinta rodante y peso muerto realizados por astronautas durante y después del vuelo.

 

Un año después del vuelo, la mediana de los resultados de 16 de los astronautas mostró una recuperación incompleta de la espinilla. La  mediana de la carga por falla de la espinilla, que mide la resistencia ósea, se redujo en 152,0 newtons, de 10.579 newtons antes del vuelo a 10.427 newtons después de un año. La densidad mineral ósea total se redujo en 4,5 miligramos por centímetro cúbico en comparación con los niveles previos al vuelo de 326,8 mg/cm3. Las medidas del antebrazo de todos los astronautas no difirieron a los 12 meses de recuperación en comparación con antes del vuelo.

 

Los autores observaron que los astronautas en misiones de más de seis meses (un total de ocho astronautas) tenían una recuperación ósea  sustancialmente menor. En los astronautas en misiones de más de seis meses, la carga promedio de fallas en la espinilla se redujo en 333,9 newtons después de un año en comparación con antes del vuelo, mientras que en los astronautas en misiones de menos de seis meses (nueve astronautas), la carga de fallas se redujo en 79,9 newtons. Se encontraron diferencias similares para la densidad mineral ósea total en la tibia. En total, nueve de los astronautas (siete de misiones largas) no recuperaron completamente la densidad mineral ósea total de la tibia después de 12 meses.

 

Entre todos los astronautas, aquellos que completaron una mayor cantidad de entrenamiento de peso muerto en vuelo, en relación con su  entrenamiento individual previo al vuelo, fueron identificados como parte de los que recuperaron la densidad mineral ósea de la tibia. Los autores proponen que, además de las rutinas de ejercicio utilizadas actualmente, un ejercicio basado en la resistencia de salto que proporcione cargas dinámicas de alto impacto en las piernas puede ayudar a prevenir la pérdida ósea y promover la formación de hueso en las misiones de vuelos espaciales.

 

Fuente:

https://phys.org/news/2022-06-path-resistance-limit-bone-loss.html