La Paradoja de Olbers    


Paradoja de Olbers.

 

Es un problema propuesto por el astrónomo de origen alemán Heinrich Wilhelm Olbers, en el año 1823; no obstante ya este problema tenía un amplio recorrido histórico, anterior a la formulación de Olbers. A grandes rasgos, plantea que si el Universo tiene una extensión infinita y está lleno de estrellas, se debería observar un cielo lleno de estrellas, cuya implicación sería un cielo nocturno tan brillante como la superficie solar.

 

En un principio, Olbers se decantaría por proponer que la luz de las estrellas en las largas distancias que recorre, se encontraría con una inmensa cantidad de cuerpos opacos (nebulosas, planetas), los cuales “impedirían” el paso de la luz; esta primera aproximación no es convincente, ya que si estos objetos opacos absorben dicha energía, tendrían que estar expuestos a un calentamiento continuo, y al calentarse empiezan a re-emitir energía electromagnética, por lo que esta solución no resuelve la paradoja.

 

        La explicación propuesta para resolver la paradoja formulada por Olbers, se basa sobre el hecho de que la luz viaja a una velocidad finita y la edad del Universo no es infinita; en ese sentido el Universo al tener unos 13.800 millones de años, solo vemos estrellas situadas a menos de 13.800 millones de años-luz, lo cual constituye una región finita del Universo.

 

Paralelamente, se puede dar otra solución a la Paradoja de Olbers, fundamentándose en la expansión del Universo; las estrellas que se visualizan en el cielo nocturno están alejándose constantemente, de tal manera que su luz sufre un corrimiento al rojo. Este corrimiento al rojo disminuye la intensidad de la luz, resolviendo la paradoja, al haber una reducción de la energía con la que viaja la luz y por tanto una atenuación de su intensidad.

 

Fuentes:

https://eltamiz.com/2011/03/03/%C2%BFen-que-consiste-la-paradoja-de-olbers/   

https://en.wikipedia.org/wiki/Olbers%27_paradox   

http://astronomia.net/cosmologia/Olbers.html