Observando el cielo     

Deseamos comenzar a observar el cielo nocturno. Nos asaltan muchas dudas, las más importantes son:

        1) ¿Qué instrumento utilizar?

        2) ¿Qué objetos observar?

        3) ¿Hacia donde fijar nuestra atención?

¿Qué instrumento utilizar?

        El primer instrumento a utilizar en una observación astronómica, ya lo tiene!! La humanidad lo ha usado por casi 10.000 años, y es el ojo humano. Nuestro ojo tiene unas características especiales que lo hace un extraordinario elemento captador de información. Estas características pueden profundizarse haciendo click hacia la página del ojo humano.

        Sobre el instrumento a utilizar, en el enlace a continuación, encontrará un listado de las opciones más usuales a considerar.

Conocimientos previos a la observación.

Lo primero a considerar para realizar una observación astronómica es La orientación primaria.

Una vez lograda la orientación primaria es importante conocer cómo se mueve el firmamento. Los astrónomos denominados al cielo que nos es sensible a la observación La Esfera Celeste.

En la Esfera Celeste, el astrónomo utiliza dos sistemas de coordenadas para ubicar los astros u objetos sensibles a la observación. Estos sistemas de coordenadas son: Sistema de Coordenadas Horizontales y el Sistema de Coordenadas Ecuatoriales.

Conocidos la Esfera Celeste y los sistemas de coordenadas, se pueden comenzar a describir los Instrumentos de observación astronómica.

Objetos accesibles a la observación del astrónomo aficionado.

Iniciando una observación.

Consideraciones para una observación astronómica.

Técnicas de observación.

Estudio de constelaciones.

Lluvias de meteoros.

La observación de planetas.

La observación del Sol.

La observación de la Luna.

La observación de estrellas variables.

La observación de estrellas múltiples.

La observación de cometas.

La observación de eclipses.

La observación de ocultaciones.

La observación de asteroides.

La observación de satélites artificiales.