Binoculares      

       

        Es uno de los instrumentos más usados por los aficionados a la astronomía, dado su fácil manejo y portabilidad.

        Un binocular consta de dos objetivos, dos oculares, un juego de prismas, un tornillo de enfoque y un tornillo de ajuste en el ocular derecho.

 

        La capacidad de un binocular viene dada por el aumento y el diámetro de los objetivos, teniendo entonces la siguiente nomenclatura, impresa en el instrumento:

7 x 50: significa que tiene 7 aumentos y que los objetivos tienen 50 mm. de diámetro.

10 x 50: significa que tiene 10 aumentos y los objetivos tienen 50 mm. de diámetro

 Cuanto mayor sea el diámetro de los objetivos, el binocular tendrá mayor entrada de luz, lo que permite observar más detalles del evento. Por otro lado, mientras menor sea el aumento, mayor será el área observada a través del instrumento. Cuando el binocular es de mucho aumento se debe usar un trípode que le sirva de soporte.

        Los binoculares más adecuados para los aficionados a la astronomía son los de: 7x50 y 10x50. Últimamente se han comenzado a encontrar en el mercado venezolano, los binoculares 20X70.

        Es muy recomendable que los binoculares se transporten en su estuche, con las tapas de los objetivos y oculares colocadas en su sitio. Es aconsejable colocar en el estuche, unas bolsitas de silicato para evitar la humedad y así  protegerlo de los hongos.

Importante: finalizada una observación con binoculares, no guarde inmediatamente el mismo en su estuche. Permita que el mismo se ventile (o aclimate) un poco antes de encerarlo en su estuche.    

        Las observaciones que se realizan con binoculares son:

  1. Reconocimiento de constelaciones.

  2. Observación de objetos extendidos brillantes, tales como galaxias, nebulosas, cúmulos y cometas.

  3. Estudio de estrellas variables.

  4. Tránsitos de satélites.

Para aficionados que deseen realizar observaciones de mayor calibre, un buen binocular es el 11X80.

Binocular 25X100 en montura altacimutal