El remanente de supernova SN 1006              

Una nueva estrella, probablemente la supernova más luminosa en la historia humana escrita, se encendió en el cielo durante el año 1006. Por dos años y medio, su destello iluminó el firmamento. La expansión de sus residuos, en la constelación de Lupus (Lobo) produce un destello que brilla en el espectro electromagnético. La imagen compuesta, presenta datos obtenidos con el telescopio espacial Chandra, muestra en azul la presencia de rayos X; en amarillo, las longitudes de onda correspondiente a la luz visible y en rojo a las ondas de radio. Conocida ahora como el remanente de supernova SN 1006, es una  nube de restos que tiene un tamaño de 60 años-luz y se encuentra a unos 7.000 años-luz de distancia. La supernova fue producida por un sistema binario, en donde una estrella enana blanca estalló debido a la captura de materia que hizo de su estrella compañera. Las ondas de choque producidas por la expansión de los gases remanentes, aceleran las partículas a energías extremas, produciendo la más variada fuente de rayos cósmicos.

 

Créditos:

 

Rayos X: NASA/CXC/Rutgers/G.Cassam-Chenai, J.Hughes;

Radio: NRAO/AUI/NSF/GBT/VLA/Dyer, Maddalena y Cornwell;

Óptico: Middlebury College/F.Winkler, NOAO/AURA/NSF/CTIO Schmidt y DSS.