Un mosaico de larga exposición de Orión          

 

La constelación de Orión es mucho más que tres estrellas en fila. Se trata de una región en el espacio que es rica en nebulosas impresionantes.

Para apreciar mejor esta conocida franja del cielo, el astrofotógrafo ucraniano Stanislav Volskiy realizó durante las noches de los años 2013 y 2014 exposiciones fotográficas de larga exposición. Después de 212 horas de tiempo de cámara y un año adicional de procesamiento, nos presenta un mosaico de 1.400 exposiciones que abarca más de 40 veces el diámetro angular de la Luna.

De los muchos detalles interesantes que se han hecho visibles, además de la siempre llamativa Nebulosa de Orión, uno que particularmente llama la atención es el Bucle de Barnard, el filamento en forma de arco de color rojo brillante que se extiende a través de la constelación. En la parte superior, en torno a la estrella Meissa, la tenue nebulosa Lambda Orionis.

En las cercanías de la estrella Alnitak, las nebulosas de la Flama y Cabeza de Caballo, retadoras a la hora de fotografiarlas. A la derecha de Rigel, la nebulosa Cabeza de Bruja, muy tenue. A la izquierda de Betelgeuse, la Nebulosa de la Roseta y Piel de Zorro.

Varias nebulosas de emisión y absorción no aparecen reseñadas, lo que invita a consultar los registros para identificarlas.

 

Crédito de la imagen: Stanislav Volskiy.

Comentarios: Judy Schmidt.