El Orión del Herschel             

Esta dramática imagen nos muestra los arremolinados gases y polvo que se encuentran dentro de la Nebulosa de Orión, M42, la región de formación estelar más cercana a nosotros.

Utilizando los datos en longitudes de onda infrarrojas del Observatorio Espacial Herschel, de la Agencia Espacial Europea, ESA, se expone, en colores falsos, la natal nube cósmica, situada a tan sólo 1.500 años-luz de distancia.

Los densos filamentos de polvo frío, que en longitudes de ondas visibles resultarían oscuros, se muestran en tonos rojizos. Con años-luz de largo, estos filamentos se tejen juntos con las manchas brillantes, que corresponden a regiones de colapso de las protoestrellas.

La zona azulada más brillante cerca de la parte superior de la imagen es polvo más cálido, calentado por las jóvenes estrellas del trapecio de Orión, que también sirven de fuente de brillo de la nebulosa.

Los datos aportados por el observatorio Herschel han permitido revelar que la luz ultravioleta de las calientes estrellas recién nacidas contribuye a la creación de moléculas de carbono-hidrógeno, componentes básicos de la vida.

Esta imagen del Herschel se extiende por cerca de 3 grados en el cielo, lo que significa una extensión real de unos 80 años-luz.

 

Crédito de la imagen: ESA/Herschel/PACS.