Estrellas, polvo y nebulosas en NGC 6559              

 

  

Cuando las estrellas se forman, reina el pandemonio. Un buen ejemplo de este escrito es la región de formación de estrellas NGC 6559. En ella podemos observar nebulosas de emisión en donde el hidrogeno brilla de color rojo; azules nebulosas de reflexión, constituidas de polvo; oscuras nebulosas de absorción y las estrellas, que se han formado a partir de estas nebulosas.

Las primeras estrellas masivas formadas de estas densas nebulosas, emitirán radiaciones y vientos que fragmentarán y esculpirán su lugar de nacimiento. Cuando estas estrellas masivas exploten, la región se convertirá en un hermoso y complejo paisaje cósmico. Después de unos 10 de millones de años, tanto el polvo como los gases serán barridos al espacio exterior y en esta zona solo se podrán observar las estrellas del cúmulo.

NGC 6559 se encuentra a unos 5.000 años-luz de distancia, en la constelación de Sagitario. En el cielo se divisa a la izquierda de la nebulosa de la Laguna.  

Crédito:

Adam Block, Mt. Lemmon SkyCenter, U. Arizona.