Una estrella masiva en NGC 6357            

 

Por razones desconocidas, NGC 6357 está formando algunas de las estrellas más masivas que ha descubierto la  humanidad. Una de estas estrellas, cerca del centro de NGC 6357, está cavando en el polvo y el gas circundante, su propio castillo interestelar. La herramienta que utiliza es la energía de su luz.

 

En la nebulosa, intrincados patrones se construyen por las complejas interacciones entre los vientos estelares, la presión de la radiación, los campos magnéticos y la gravedad. El brillo global de la nebulosa es el resultado de la emisión de luz del gas hidrógeno ionizado.

 

Cerca de la nebulosa de la Pata de Gato, NGC 6357, se encuentra el cúmulo estelar abierto Pismis 24, hogar de varias de estas estrellas azules, tremendamente luminosas.

 

La parte central de NGC 6357 que se muestra en la imagen mide unos 10 años-luz y se encuentra a unos 8.000 años-luz de distancia en la constelación del Escorpión.

 

Crédito: NASA, ESA y J. M. Apellániz (IAA, España).