NGC 6188 y NGC 6164         

Fantásticas formas se esconden en las nubes de gas hidrógeno que brillan intensamente en la nebulosa de emisión NGC 6188.

 

Esta nebulosa se encuentra cerca del borde de una gran nube molecular, invisible en longitudes de onda visibles, en la constelación austral Ara, a una distancia de 4.000 años-luz.

 

Estrellas masivas y jóvenes se formaron en esa región, hace apenas unos pocos millones de años, esculpiendo formas oscuras con sus vientos estelares y encendiendo la nebulosa con su intensa radiación ultravioleta.

 

La formación de estrellas en sí, probablemente fue provocada por los vientos y las explosiones de supernovas, de las anteriores generaciones de estrellas masivas.

 

Junto a NGC 6188 se encuentra una rara nebulosa de emisión, catalogada como NGC 6164. Ella también fue creada por las grandes estrellas de la región. Sorprendentemente similar en apariencia a muchas nebulosas planetarias, NGC 6164 es una simétrica mortaja gaseosa que rodea su estrella central brillante.

 

El campo de visión de esta imagen cubre el equivalente a dos Lunas llenas, lo que corresponde, a la distancia estimada, a unos 70 años-luz.

 

Crédito: Marco Lorenzi.