La radiofuente Centauro A        

 

La escrutación del cielo con radiotelescopios hizo que el año 1949, los astrónomos John Bolton, Gordon Stanley y Bruce Slee identificaran a la galaxia NGC 5128 como una poderosa fuente de emisión de ondas de radio.

 

Caracterizada como una galaxia curiosa – separada en dos tapas – por John Herschel en 1847, ingresó al “Atlas de galaxias peculiares” de Halton Arp, en 1966.

 

La gran brillantez y proximidad de la galaxia ha permitido que sea una de las más estudiadas por los astrónomos. Ya en el año 1954, los astrónomos Walter Baade y  Rudolph Minkowski sugirieron que se trataba de dos galaxias interactuando.

 

Hoy sabemos que la galaxia NGC 5128 son en realidad dos – una lenticular y otra espiral – las cuales se encuentran en una descomunal colisión que hace que desde ella se emitan gran cantidad de ondas de radio y rayos X, con una intensidad 1.000 veces mayor de las que emite nuestra galaxia, por lo que también se conoce como radiofuente Centauro A.

 

Situada a unos 14 millones de años-luz de nosotros, en regiones del cielo pertenecientes a la constelación de Centauro, el agujero negro supermasivo que habita en su centro despide un poderoso jet – no visible en esta imagen – que se extiende por unos 13.000 años-luz de extensión.

 

La imagen que engalana nuestra portada de esta semana fue obtenida, a finales de junio, por miembros de ALDA desde las inmediaciones en donde estamos construyendo nuestro observatorio.

 

Crédito de la imagen: Ernesto Romero, Roger Jiménez © ALDA 2014.