La Nebulosa Medusa         

 

El trenzado de estos filamentos de gas brillante sugieren el nombre popular para este complejo de gas y polvo: la Nebulosa Medusa.

 

También conocida como Abell 21, esta es una antigua nebulosa planetaria situada a unos 1.500 años-luz de distancia a lo largo de la frontera sur de la constelación de Géminis.

 

Al igual que su epónimo mitológico, la nebulosa se ​​asocia con una transformación dramática. Las nebulosas planetarias representan la etapa final en la evolución de las estrellas con una masa equivalente a la de nuestro Sol, ya que se transforman de frías gigantes rojas a calientes enanas blancas, en el proceso de colapso de sus capas exteriores.

 

La intensa radiación ultravioleta de la enana blanca, potencia el resplandor de la nebulosa, la cual se estima, tiene un tamaño de 4 años-luz de diámetro.

 

Crédito de la imagen: Observatorio Europeo del Sur, VLT.