Una creciente nebulosa en campo de estrellas    

¿Qué causa el crecimiento de una nebulosa? Similar a un capullo cósmico, esta nebulosa fue creada por la estrella brillante en su centro. Según las hipótesis en boga, comenzó a formarse hace unos 250.000 años. En esa fecha, la masiva estrella central evolucionó para convertirse en una estrella Wolf-Rayet (WR 136), expulsando su envoltura impulsada por fuertes vientos estelares, que eyectaron la masa equivalente de nuestro Sol en unos 10.000 años.

Este viento impactó el gas eyectado en las fases previas, situado en los alrededores y lo compactó en una serie de complejas conchas. Esta nebulosa, conocida con el nombre de NGC 6888, se encuentra a unos 4.700 años-luz, en la constelación del Cisne. La estrella WR 136, probablemente explotará en una supernova, dentro del próximo millón de años.

Crédito & Copyright: T. A. Rector (NRAO), NOAO, AURA, NSF.