El muro formador de estrellas del Cisne        

 

La Nebulosa de Norteamérica, catalogada por los astrónomos como NGC 7000, hace algo en el cielo que no puede hacer el continente en la Tierra: ¡formar estrellas!

 

La parte más brillante de la nebulosa, lo que asemeja en la Tierra a la región en donde se encuentra Centroamérica y México, es en la nebulosa, una cuna caliente de gas y polvo, en donde estrellas recién nacidas forman lo que se conoce como “El muro del Cisne”.

 

La imagen nos muestra esta refulgente región formadora de estrellas en donde los vientos estelares de estrellas jóvenes, esculpen la figura de la nebulosa. El área mostrada de la nebulosa abarca unos 15 años-luz de extensión.

 

Esta nebulosa se encuentra a unos 1.500 años-luz de distancia en áreas del cielo pertenecientes a la constelación del Cisne (Cignus).

     

Crédito de la imagen: Nick Pavelchak.