El cometa C/2006 P1 (McNaught)             

Hemos sido testigos de un evento singular en la historia de la humanidad: la aparición de un cometa muy brillante.

Pudimos verlo el pasado 14 de enero, desde la tarde hasta las primeras horas del anochecer, a apenas horas de alcanzar su máximo brillo. En ese momento lo percibimos con una cola lineal de unos dos grados de extensión.

En su viaje hacia el hemisferio Sur, aunque disminuyó su brillo, compensó esa circunstancia con el despliegue de una impresionante cola, la cual se puede observar en esta excelente foto de Gerardo Addiego, desde Montevideo, Uruguay.

El penacho formado por el desprendimiento de partículas de polvo y gas del núcleo del cometa, recuerda en algo al del cometa Ikeya-Seki, en 1965, y el West, en 1975. Parece ser  una características de los grandes núcleos cometarios.     

 

Crédito y Copyright: Gerardo Addiego. Montevideo, Uruguay.