M63: la galaxia del Girasol con el Hubble         

 

Una de las galaxias espirales más brillantes en el cielo del hemisferio Norte es M63, también conocida como la galaxia del Girasol.

 

Catalogada por Dreyer como NGC 5055, esta galaxia puede ser observada con telescopios pequeños en la constelación de Perros de Caza (Canes Venatici).

 

La imagen ofrecida por el telescopio espacial Hubble nos muestra el centro de M63, con los largos y sinuosos brazos espirales tachonados por estrellas azules brillantes, nebulosas de emisión enrojecidas por el hidrógeno ionizado y grandes cantidades de polvo oscuro, que delinean los caminos de los brazos galácticos.

 

M63 interactúa gravitacionalmente con M51 (la Galaxia del Remolino) y varias galaxias más pequeñas. Su luz nos tarda en llegar unos 35 millones años y los astrónomos han medido su tamaño en unos 60.000 años-luz, un poco más de la mitad de nuestra Vía Láctea.

 

Las estrellas en las regiones exteriores de la galaxia del Girasol giran alrededor del centro a una velocidad tan alta que, considerando la gravedad de la materia que se observa, deberían salir disparadas al espacio. El hecho de que las mismas sigan atadas a la galaxia evidencia una fuerza invisible, que los astrofísicos denominan materia oscura.

 

Crédito de la imagen: NASA/ESA/Hubble