Las nebulosas del corazón y el alma             

 

¿Están el corazón y el alma de nuestra galaxia en la constelación de Cassiopeia? Posiblemente no, pero lo que si vamos a encontrar en esta constelación son dos nebulosas brillantes con esos apodos.

La Nebulosa del Corazón, oficialmente conocida como IC 1805, es visible a la derecha de esta excelente imagen. Es fácilmente identificable ya que su forma se asemeja al clásico símbolo del corazón. Los astrónomos han estimado su tamaño en 300 años-luz.  

La Nebulosa del Alma, clasificada como IC 1848, es un poco más pequeña. Su tamaño se estima en 200 años-luz.

Ambas nebulosas brillan intensamente en la luz roja que emite el hidrógeno ionizado.

Varios cúmulos abiertos de estrellas jóvenes pueblan la imagen y son visibles aquí en azul, incluyendo los centros de las nebulosas.

La luz tarda unos 7.000 años en llegar a nosotros desde estas nebulosas. Los astrónomos estudian estas nebulosas para desentrañar cómo se forman las estrellas masivas y su interacción con su entorno.

 

Crédito de la imagen: David Lindemann