Las nebulosas de la gaviota y el Pato       

 

Vistas como una gaviota y un pato, este par de nebulosas no son las únicas nubes cósmicas que evocan imágenes de vuelo. Lo peculiar de estas nebulosas es que ambas se encuentran muy cerca en el cielo, en regiones de la constelación del Can Mayor (Canis Major), cerca de los límites con Unicornio (Monoceros).

La extensa nebulosa de la Gaviota, a la izquierda de la imagen, es a su vez, una asociación de dos grandes nebulosas de emisión: la brillante NGC 2327, que conforma la cabeza y la más difusa, IC 2177, que constituye las alas y el cuerpo. Las dimensiones de las alas de esta nebulosa son inmensas: 250 años-luz. El conjunto se encuentra a unos 3.800 años-luz de distancia.

Abajo, hacia la derecha, se observa la nebulosa del Pato, también conocida como la nebulosa del Casco de Thor. Mucho más compacta, los astrónomos estiman que mide unos 50 años-luz, pero se encuentra unas cuatro veces más lejana, a unos 15.000 años-luz de distancia. Esta nebulosa se encuentra registrada en el Nuevo Catálogo General como NGC 2359.

Crédito: Rogelio Bernal Andreo (Deep Sky Colors).