La Europa de Galileo      

Lanzado en 1989 y viajando a través del sistema joviano de lunas desde 1995, el viaje de la nave espacial Galileo de la NASA terminará el 21 de septiembre cuando se zambullirá, a una velocidad de 42 kilómetros por segundos, en el planeta Júpiter. El fin de la sonda será rápido, evaporándose sus componentes en la atmósfera exterior del gigante de gas. El largo viaje de exploración de Galileo ha producido un legado científico espectacular, siendo uno de los últimos la fuerte evidencia de un océano líquido debajo de la helada superficie de la luna Europa. La sonda, casi sin combustible para maniobrar, ha sido dirigida hacia el planeta, para evitar una colisión involuntaria con la luna Europa y la posibilidad de contaminarla con microbios terrestres que hubiesen podido sobrevivir el viaje interplanetario. La imagen fue lograda entre 1995 y 1998 y muestra una crujiente superficie helada. Las zonas de color oscuro se denominan las regiones de Thera y Thrace.

Créditos: Galileo Project, Univ. Arizona, JPL, NASA