La cuna de Orión             

 

Acunada en nubes de hidrógeno ionizado, las guarderías estelares de Orión, se encuentran hacia el borde de una gigantesca nube de hidrógeno molecular de más de 1.500 años-luz de tamaño. Esta impresionante imagen lograda por la aplicación de filtros h-alfa, cubre una extensión de unos 13 grados cuadrados en el centro de la famosa constelación de Orión y en ella se logran apreciar los más fieles representantes de la misma: la Gran Nebulosa, hacia el centro y un poco a la izquierda, las nebulosas de la Flama y la oscura Cabeza de Caballo. El mosaico nos muestra objetos de muy fácil observación, como las estrellas del cinturón del mítico cazador, visibles a simple vista, con las tenues nubes de hidrógeno, de muy difícil detección, aún con métodos especiales.

 

Crédito y copyright: Tony Hallas.