Composición de Messier 20 y 21             

 

La hermosa Nebulosa Trífida, también conocida como Messier 20 se encuentra a unos 5.000 años-luz de distancia en regiones del cielo que pertenecen a la constelación de Sagitario. La misma constituye una colorida muestra de los contrastes cósmicos.

 

Interceptada por líneas de polvo cósmico oscuro de unos 40 años-luz de extensión, en ella se encuentran inmersas estrellas que recién están naciendo y están todavía incrustadas en sus capullos embrionarios de polvo y gas, lo que hace que esta nebulosa sea una de las regiones de formación estelar más joven en nuestro firmamento. Los astrónomos le estiman una antigüedad de unos 300.000 años.  

 

A un grado de distancia, se encuentra el cúmulo estelar abierto Messier 21 (arriba a la izquierda).

 

Situados ambos objetos a la misma distancia, hace suponer que existe una relación intrínseca entre ellos. Nada más alejado de la realidad… mientras la nebulosa es extremadamente joven – en escala cósmica – el cúmulo posee una antigüedad de unos 8 millones de años.

 

M20 y M21 son fácilmente ubicables en el cielo y se observan con binoculares y telescopios pequeños.

 

La imagen que adorna esta semana nuestra portada es una composición de datos obtenidos con filtros de banda estrecha de dos telescopios distintos, que conjugan imágenes de alta resolución de M20 con imágenes de amplio campo de M21.

 

Crédito de la imagen: Martin Pugh.