El glóbulo cometario CG4         

 

La imagen de esta semana nos muestra en este paisaje cósmico del hemisferio Sur de nuestro cielo, al débil glóbulo CG4, que con su apariencia algo amenazante, se asemeja a un cometa.

 

Distante unos 1.300 años-luz de la Tierra, en regiones del cielo pertenecientes a la constelación de Popa (Puppis), su cabeza es de unos 1,5 años-luz de diámetro y su cola se extiende por 8 años-luz.

 

Esta nube de polvo contiene materia suficiente como para formar varias estrellas tipo Sol. Es bastante probable que en su interior existan procesos que posteriormente desencadenarán el nacimiento de nuevas estrellas.

 

Cómo surgió esta forma distintiva tan peculiar, todavía se encuentra en discusión por los científicos, pero su larga cola se desprende del remanente de supernova de la constelación de Vela, cerca del centro de la Nebulosa Gum, mientras que su cabeza podría representar la ruptura de una nube originalmente más esférica.

 

Aún así, la galaxia espiral vista de canto hacia el centro de la imagen, no se encuentra amenazada por CG4. La galaxia se encuentra en el fondo distante, a más de 100 millones de años-luz de distancia.

 

Crédito de la imagen: Equipo CEDIC.

Procesamiento: Christoph Kaltseis.