Al centro de la Vía Láctea              

Hacia el centro de nuestra galaxia, la Vía Láctea, se encuentra un agujero negro supermasivo. Una vez polémica propuesta, hoy es una conclusión sólidamente basada en 16 años de observaciones que permiten trazar las trayectorias de 28 estrellas situadas muy cerca del centro galáctico. Usando los telescopios del Observatorio Europeo del Sur, ESO, y sofisticadas cámaras en el infrarrojo cercano, los astrónomos midieron pacientemente en el tiempo, las posiciones de las estrellas, una en particular, denominada S2, a través de una órbita completa a apenas un día-luz del centro de la Vía Láctea. Los resultados muestran convincentemente que S2 se está moviendo bajo la influencia de la gravedad de un enorme y compacto objeto no observable --un agujero negro-- con una masa equivalente a 4 millones de veces la del Sol. La habilidad de los astrónomos de rastrear estrellas tan cerca del centro galáctico ha permitido no sólo determinar con precisión la masa del agujero negro, sino también la distancia a él, 27.000 años-luz. La imagen, en el infrarrojo cercano, muestra el atestado centro galáctico, hasta una extensión de 3 años-luz.

 

Crédito:

ESO, Stefan Gillessen (MPE), F. Eisenhauer, S. Trippe, T. Alexander, R. Genzel, F. Martins, T. Ott.