Cúmulos, nebulosas y el cometa 21P             

 

 

Lo suficientemente brillante para observarlo con binoculares, el cometa 21P/Giacobini-Zinner se destaca, incluso en este mosaico de espacio profundo en donde se observan los cúmulos estelares y las nebulosas de la constelación del Cochero (Auriga).

 

En la noche del 9 de septiembre, su coma verdoso y su cola difusa contrastan con las coloridas estrellas y las rojizas nebulosas de emisión en esta imagen de amplio campo que cubre casi los 10 grados cuadrados a lo largo de la Vía Láctea.

 

El cometa estaba cerca de su perihelio y del punto más cercano a la Tierra, a unos 200 segundos-luz de distancia.

 

Cabalgando a través del lejano fondo, justo arriba de la cola del cometa, se encuentran los conocidos cúmulos estelares de Auriga, M38 (a la izquierda del centro) y M36 (a la derecha), a unos 4.000 años-luz de distancia.

 

En la parte superior izquierda, la región de emisión IC 405 está a solo 1.500 años-luz de distancia, más dramáticamente conocida como la Nebulosa de la Estrella Flameante. A su derecha se encuentra el IC 410, a 12.000 años-luz de distancia, famosa por sus renacuajos cósmicos que forman estrellas.

 

Un bebé de nuestro Sistema Solar, el cometa Giacobini-Zinner es periódico y orbita al Sol cada 6,5 años. Este cometa es el cuerpo principal que produce la lluvia de meteoros Dracónidas de Octubre.

 

Crédito de la imagen: Mohammad Nouroozi.