Barnard 33: la nebulosa Cabeza de Caballo              

 

        La Nebulosa Cabeza de Caballo es una de las más llamativas nebulosas que se encuentran en nuestro cielo. Sin embargo, la misma no es visible al ojo ante el ocular de un telescopio. Lo poco denso y la baja luminosidad de la nube la hacen inaccesible a nuestra visión.

 

        Descubierta en 1888 por la astrónoma estadounidense Williamina Fleming en placas fotográficas del observatorio de Harvard, fue clasificada como Barnard 33 por Edward Barnard en 1919.

 

        Barnard 33 es una nube fría de polvo que logra observarse debido a que se contrapone sobre la nebulosa de emisión IC434, la cual es energizada por la estrella sigma Orionis.

 

        Situada a unos 1.500 años-luz de distancia, la nebulosa Cabeza de Caballo se extiende por 3,5 años-luz. A la izquierda, con su característico color amarillento, la Nebulosa de la Flama NGC 2024 – complementa este paisaje cósmico.

 

        La imagen que adorna nuestra portada fue obtenida por miembros de nuestra asociación, desde la cúpula principal de nuestro observatorio, el pasado 11 de febrero de 2016. Consta de 13 imágenes de 300 segundos cada una, con ISO 800, con una cámara Canon 60D acoplada a un telescopio reflector de 0,25 metros.   

 

Crédito de la imagen: Ernesto Romero, Rafael Barrios, Rafael García © ALDA 2016.