AE Aurigae y la nebulosa de la estrella flameante             

En la constelación de Cochero (Auriga), casi en el centro de recorrido entre el cúmulo estelar abierto M38 y la estrella iota Aurigae, se encuentra la estrella variable AE Aurigae y la nebulosa de la estrella flameante IC 405. Este extraordinario complejo celeste es el encuentro casual de una estrella de rápido movimiento y una nube de gas hidrógeno molecular. La estrella AE Aurigae, la más brillante casi en el centro de la nebulosa, es una gigante azul, con temperatura superficial de 33.000 K y unas 30.000 veces más brillante que nuestro Sol. Su rápido movimiento la hizo coincidir con la nube molecular. Cuando los protones capturan electrones, frecuentemente emiten luz roja, tal como podemos observar en esta nebulosa de reflexión. También se pueden observar filamentos oscuros, señal de presencia de granos de polvo, ricos en carbono. La nebulosa se encuentra a unos 1.500 años-luz y se extiende por unos 5 años-luz. Es observable con telescopios pequeños y binoculares.

 

Crédito: Jorge García.