Viendo a través de Abell 68             

 

Desde hace años, los astrónomos están haciendo uso de las grandes concentraciones de materia que se presentan en los cúmulos de galaxias, para aprovecharlas como telescopios.

 

De acuerdo con la teoría de la relatividad general de Einstein, la masa de un cúmulo de galaxias, dominada por la materia oscura, curva la luz y actúa como un poderoso lente, distorsionando las imágenes de las galaxias que se encuentran más distantes.

 

Esta detallada imagen en infrarrojo, capturada por el telescopio espacial  Hubble, ilustra el caso del cúmulo de galaxias Abell 68 actuando como un poderoso telescopio gravitacional.

 

Las etiquetas 1 y 2 muestran dos imágenes magnificadas de la misma galaxia de fondo. La etiquetada con el número 2 es conocida como el invasor del espacio profundo, por su semejanza con algunas caricaturas de extraterrestres. La galaxia etiquetada como 3 es una galaxia miembro del cúmulo que no se encuentra magnificada, pero que es despojada de su gas debido a que se desplaza por un medio intergaláctico más denso. La numerada con 4 nos muestra los arcos producidos por objetos situados en el fondo, distorsionados por la lente gravitacional.

 

Abell 68 se encuentra a 2,1 millardos de años-luz hacia la constelación de Vulpecula. La región central del cúmulo que cubre esta imagen abarca más de 1,2 millones de años luz.

 

Créditos: NASA, ESA, Hubble Heritage/ESA-Hubble.