La estrella Wolf - Rayet 124: una máquina de viento solar             

 

 

Algunas estrellas explotan en cámara lenta. Raras y masivas, las estrellas Wolf-Rayet son tan tumultuosas y calientes que se desintegran lentamente justo ante nuestros telescopios.

 

Globos de gas resplandeciente, cada uno de ellos 30 veces más masivo que la Tierra, están siendo expulsados ​​por violentos vientos estelares.

 

La nubosidad que produce la estrella Wolf-Rayet WR 124, en el centro de la imagen, abarca seis años luz de diámetro, y los astrónomos la han catalogado como M1-67.

 

Los detalles de por qué esta estrella se ha desmoronado lentamente en los últimos 20.000 años sigue siendo un tema de investigación.

 

WR 124 se encuentra a 15.000 años luz de distancia hacia la constelación de la Flecha (Sagitta).

 

El destino de cualquier estrella de Wolf-Rayet probablemente depende de cuán masiva sea, pero se cree que muchas terminan sus vidas con explosiones espectaculares como supernovas o explosiones de rayos gamma.

 

Crédito de la imagen: Hubble Legacy Archive, NASA, ESA;

Procesamiento: Judy Schmidt.