A través de Cruz del Sur y Centauro  


por Bronny Sánchez

El cielo de la noche de ayer Viernes, 30 de abril, se mostró mas despejada, con respecto al miércoles, con la presencia de la Luna, y el día jueves, con nubosidad. Mi tour comenzó en el hemisferio sur, en la constelación de la Cruz del Sur, bien posicionada en estas fechas. Para ello, utilice mis binoculares Celestron 15x70 Sky Máster.

 

Empecé observando su estrella principal, Alfa Crucis, una estrella doble, con su compañera casi “pegada” a esta. A través de los binoculares, se observa con un color blanco-azulado.

 

De allí, fui a Beta Crucis, la segunda en cuanto a brillo. A unos 2º grados de Beta, encontramos un pequeño cúmulo abierto de estrellas, NGC 4755. Logre detallar cerca de 8 estrellas, muy unidas, en forma de triangulo, apuntando hacia Beta Crucis.

 

Dejando atrás a la Cruz del Sur, me moví hasta la constelación de Centauro. Recordemos que la región de Centauro, es rica en estrellas y otros objetos interesantes para observar con binoculares de amplio campo.

 

Tomando como referencia a Gamma Centauro, y a unos pocos grados, se encuentra un verdadero espectáculo, la Omega Centauro. Este cúmulo globular, el más grande entre los objetos de su tipo, se piensa que sean los restos de una galaxia enana, que fue devorada por la Vía Láctea. A través de los binoculares, es un gran signo. Se me asemeja a un gran cometa!

 

También, en Centauro, dos joyas muy brillantes. Alfa y Beta Centauro. A  4,2 años-luz, son nuestras vecinas estelares más cercanas a la Tierra, con excepción del Sol. Hay que destacar, que existen en estas fechas, tres pares de estrellas, muy brillantes. En el norte, los famosos gemelos, Castor y Pólux, de magnitud +1,2 y +1,6, separadas ambas por 4,5º grados.

 

Los otros dos pares, más prominentes, son un deleite para su observación. Uno de ellos, por supuesto, Alfa y Beta Centauro. Comparadas con Castor y Pólux, se encuentran algo más cerca entre si, a unos 4,4º grados y mas brillantes, con Alfa Centauro, de magnitud -0,3 y Beta Centauro, de +0,6.

 

¿Y el tercer par? Son Alfa y Beta Crucis, de la Cruz del Sur. Se encuentran aun más cerca, a 4,2º grados de separación, menos brillante que el par, en Centauro, y más que la de los gemelos Castor y  Pólux. La magnitud de Alfa y Beta Crucis, es de +0,8 y +1,2 respectivamente.        

 

Para aprender a manejar, hay que estar al volante de un auto, lógico! Por ello, para conocer el cielo, hay que observar. A través de los binoculares, nos familiarizamos con la gran cantidad de cuerpos, que nos muestran lo cielos, además del amplio campo de visión de estos instrumentos. Conocemos su disposición, morfología, características, lo que nos lleva a tener un punto de vista muy general, de cuerpos como cúmulos abiertos de estrellas, estrellas dobles, etc.; paso muy decisivo, si queremos, mas adelante, observar a través de instrumentos mucho más poderosos.

 

Cada noche despejada, observo el cielo, constelación por constelación, buscando guías que me llevan a identificar los objetos con más facilidad. Es la esencia de todo buen amante de la astronomía, observar, reportar, y por supuesto, aprender.

 

La próxima semana, les daré detalles de mi tour por la constelación de Carina, y sus interesantes y curiosos objetos presentes en ella.