A  S  T  R  O  B  I  O  G  R  A  F  I  A  S 


Jan Oort

(Franeker, Holanda, 28 de abril, 1900 – Leiden, Holanda, 05 de noviembre, 1992)

 

 

 

Por Edwuard d. J. Valenzuela Lovera

Asociación Larense de Astronomía, ALDA

Club de Astronomía “Humberto Fernández-Moran”  IUETAEB

 

        En Holanda, país que con sus 46.526 km2 a nivel geográfico está entre los países más pequeños del mundo. Situado en la planicie del noroeste de Europa, cuenta con un clima templado donde hay poco sol en verano. En esta tierra han nacido impresionantes noveles científicos entre los cuales se encuentra uno de los astrónomos que contribuyó en gran manera a muchos de los descubrimientos que fueron cruciales para entender y comprender nuestra galaxia y gran parte de nuestro Universo, su nombre es Jan Hendrik Oort.

        Oort nació el 28 de abril del año 1900 en un pueblo agrícola llamado Franeker ubicado en la provincia de Friesland.

        Jan Oort fue hijo de un medico, pero su vocación siempre estuvo encaminada hacia la astronomía. Realizó estudios en las universidades de Groningen (Holanda) y Yale (Estados Unidos), en la cual, en 1926 obtuvo un doctorado. Se dedicó a la investigación en donde obtuvo sus más grandes logros, siendo considerado como uno de los grandes astrónomos del siglo XX.

       En 1924, sus trabajos conducen al descubrimiento del Halo Galáctico, una región que rodea a la galaxia, en donde las estrellas se desplazan de manera conforme con la galaxia, pero sin estar contenidas en el disco principal.

          En 1927 se casó con Johana M. Van Graadt Roggen con quien tuvo tres hijos.

En 1927 pudo confirmar la hipótesis del astrónomo Bertil Lindblad sobre la rotación galáctica. Para ello se basó en sus observaciones sobre el movimiento de estrellas lejanas. Determinó que el centro galáctico se encontraba a unos 5.900 pársec (19.200 años-luz) del Sol. Sus reconocimientos lo condujeron a liderar varios grupos de astronomía a nivel internacional.

    

En 1935 se convirtió en un profesor de astronomía en la Universidad de Leiden (Holanda). Fue reconocido por muchos de los resultados de las investigaciones que realizó, en su mayoría acertadas.

      Fue uno de los primeros radioastrónomos holandeses. Investigó el origen de las fuentes de señales de radio, tal como caso del  grupo de estrellas de la Nebulosa del Cangrejo, pudiendo demostrar que la luz de esta nebulosa era polarizada.

      Jan Oort, a pesar de la segunda guerra mundial, no se detuvo y siguió su arduo trabajo de investigación, porque era algo que lo apasionaba. El quería adentrarse más en la galaxia, tratando de explorar y conocer aunque fuese un poco más del inmenso Universo del cual se conocía un porcentaje muy pequeño.

 

Después de la Guerra, lideró un grupo de investigadores holandeses que planearon y construyeron el radiotelescopio de 25 metros de diámetro en Dwingeloo. Con él realizó un mapa de la línea de 21-cm para cartografiar el hidrógeno en la Vía Láctea.

 

     En 1950 propuso que la mayoría de los cometas se originaban en una nube, a la cual muchos astrónomos comenzaron a denominar “La Nube de Oort”. Esta idea la tomó Oort del astrofísico estoniano Ernst Julius Öpik (23 de octubre de 1893, Kunda, Estonia - 10 de septiembre de 1985, Bangor, Irlanda del Norte), quien la postuló en 1932. Este trabajo no solo le permitió ser aún más conocido en el medio científico, sino que también le dio proyección hacia otras áreas de la colectividad.

 

     Siguiendo con sus investigaciones, Oort sugiere que las estrellas de nuestra galaxia se desplazan en el cielo de manera independiente, también le dio gran importancia al uso del radiotelescopio para escudriñar el Universo. A través de sus descubrimientos, se terminó de erradicar la idea de que el Sol estaba en el centro de la Vía Láctea y demostró que nuestra galaxia es más grande de lo que se pensaba.

 

     Oort fue sin duda alguna un astrónomo que logró demostrar tantas evidencias que a pesar de estar allí por millones de años, se desconocían. Sus descubrimientos son de valiosa importancia para la ciencia; tal es el caso de la materia oscura, desconocida hasta ese entonces. Los trabajos de Oort permitieron establecer su existencia, de la que ahora los científicos sospechan, constituye gran parte de las galaxias.

 

Oort utilizó el radiotelescopio para detectar las ondas de radio en el hidrogeno demostrando con ello que las estrellas se forman de hidrogeno y polvo.

 

Murió el 5 de noviembre de 1992 en Leiden (Holanda).