China anuncia su telescopio espacial         

 

Por Carolyn Collins Petersen, Universe Today.

10 de mayo de 2022.

Concepto artístico del Telescopio de la Estación Espacial China (CSST). Crédito: Jaimito130805, CC BY-SA 4.0

 

Las galaxias distantes, la materia oscura, la energía oscura y el origen y la evolución del Universo son algunos de los muchos objetivos científicos del telescopio espacial recientemente anunciado por China. Si todo sale según lo planeado, el China Space Station Telescope (CSST) despegará sobre un cohete Gran Marcha 5B en algún momento a fines de 2023. Una vez en órbita segura, el CSST debería comenzar las observaciones en 2024. A juzgar por estos temas de investigación, parece como si la Academia de Ciencias de China estuviera lanzando un impresionante desafío científico para sí misma y sus astrónomos.

 

Qué significa tener un telescopio espacial.

 

Poseer y operar un telescopio espacial realmente abre las puertas a un tesoro de información sobre el Universo. Ciertamente, eso fue lo que motivó la creación del Telescopio Espacial Hubble (HST). El sueño de la exploración cósmica motivó a Hermann Oberth en la década de 1920 a escribir tratados semi-científicos sobre telescopios en órbita sobre asteroides. En su opinión, los astrónomos vivirían y trabajarían en el espacio mientras usan el telescopio durante largos períodos de tiempo. Su vista no estaría obstruida por la Tierra y su atmósfera. Esa visión inspiró a varios científicos posteriores a comenzar a planificar un telescopio espacial de verdad. Su trabajo culminó en el HST, el primero de los llamados "grandes observatorios" puesto en órbita. Los otros son el Observatorio de Rayos X Chandra, el Observatorio de Rayos Gamma Compton y el Telescopio Espacial Spitzer.

 

Científicamente, los telescopios espaciales en órbita ofrecen enormes beneficios en una amplia gama del espectro electromagnético. Por  ejemplo, antes del HST, nadie tenía una buena idea de la extensión de las galaxias en el Universo. Las famosas vistas de campo profundo del Hubble permiten a los astrónomos observar estrellas y galaxias tal como eran poco después del Big Bang, tanto en luz visible como infrarroja. El HST reveló destellos de la estructura a gran escala en el cosmos y objetos tan pequeños como exoplanetas, cometas y asteroides. Todos los grandes observatorios preparan el escenario para las nuevas generaciones de instrumentos en órbita, como el Telescopio Espacial James Webb, el GAIA de la Agencia Espacial Europea, el telescopio WISE de la NASA y, ahora, el CSST.

 

 

Los Grandes Observatorios de la NASA (CGRO, Chandra, HST y Spitzer) con la escala del termómetro electromagnético. Los rayos X están asociados con altas temperaturas de alrededor de 10 millones a 100 millones K. Crédito: NASA/CXC/M.Weiss

 

China entra en la lucha por los telescopios espaciales.

 

Dadas las posibles recompensas científicas, no sorprende que China se una al "club de los grandes telescopios espaciales". También es una fuente de orgullo nacional, especialmente si pueden "superar al Hubble". Por ejemplo, una vez que CSST esté operativo, los científicos chinos esperan estudiar el cielo y observar más de mil millones de galaxias. Sus instrumentos deberían permitirles obtener mediciones muy precisas de las formas, posiciones y brillos de las galaxias. Usarán el telescopio para buscar exoplanetas, regiones de nacimiento de estrellas y otros objetos distantes, recopilando cantidades increíbles de datos de alta resolución.

 

Los astrónomos de China esperan que su telescopio proporcione, como lo ha hecho HST y lo hará JWST, más información sobre la extensión y distribución de la materia oscura. Incluso podría darles mejores pistas sobre la energía oscura que afecta la expansión del Universo. Y, como lo han sido el HST y otros telescopios, el CSST será un punto de inspiración. Sus diseñadores esperan que muestre a las nuevas generaciones de científicos chinos cómo explorar el cosmos.

 

El CSST: un telescopio espacial de última generación.

 

Entonces, ¿qué sabemos sobre CSST? Imagine en su mente un observatorio orbital gigante. Tiene aproximadamente la longitud de un  edificio de tres pisos y el ancho de un autobús escolar. Tiene una apertura de 2 metros y una matriz de tres espejos en una configuración fuera del eje. Este observatorio tiene una cámara fotográfica de última generación, un generador de imágenes multicanal, un espectrógrafo de campo integral, un coronógrafo de imágenes de planetas fríos y un receptor de terahercios. El telescopio puede escanear el cielo utilizando 30 detectores de 81 megapíxeles y es sensible a la luz infrarroja cercana, visible y ultravioleta cercana.

 

Eso es solo una pequeña muestra de lo que CSST promete hacer y ser, según los científicos de la academia. No es sorprendente que a  menudo lo comparen con el Hubble y sus 32 años de impresionantes observaciones. Si el telescopio sube según lo planeado, definitivamente superará al HST en muchos aspectos.

 

Li Ran, científico del proyecto del Sistema de Reducción de Datos Científicos del CSST, señaló que el campo de visión del HST es pequeño en  comparación con el del CSST, que es 300 veces mayor. Donde Hubble ve una pequeña parte del cielo a la vez, CSST verá una imagen mucho más grande. Li usó la analogía de fotografiar un rebaño de ovejas para explicar sus capacidades en comparación. "El Hubble puede ver una oveja, pero el CSST ve miles, todos con la misma resolución", dijo en un comunicado de prensa.

 

Un observatorio con su propia bahía de servicio.

 

Uno de los aspectos más singulares de CSST es a dónde irá en el espacio. Originalmente, el telescopio iba a estar conectado a la estación espacial Tiangong, pero eso cambió. Por un lado, hay demasiadas posibilidades de contaminación cruzada de las naves espaciales que van y vienen. Por otro lado, el CSST es tan sensible que no se puede conectar a la estación. La vibración, la luz dispersa y las posibles vistas obstruidas interferirían con las operaciones del telescopio. Los planes actuales son ponerlo en la misma órbita que la estación, a unos 450 kilómetros de altitud, pero a una distancia segura.

 

Cuando el observatorio necesite algún tipo de servicio, puede maniobrar hacia Tiangong para reabastecerse de combustible y otras actividades de mantenimiento. Ese plan refleja una lección aprendida del diseño de la era de los años 70 de HST. La NASA pagó cinco visitas en órbita de astronautas para restaurar el observatorio. Entonces, hacer que los astronautas de la estación puedan reparar el CSST resulta ser un ahorro de dinero para los chinos.

 

El CSST, también conocido como Xuntian and Chinese Survey Space Telescope, se encuentra actualmente en construcción final. Ha estado en planificación y desarrollo desde 2010.

 

Fuente:

https://phys.org/news/2022-05-china-flagship-space-telescope-mission.html