Volcanes dispararon el efecto invernadero en Venus         

 

Por Paul M. Sutter, Universe Today.

09 de mayo de 2022.

Maat Mons, un enorme volcán en escudo, se muestra en esta perspectiva tridimensional generada por computadora de la superficie de Venus. Esta imagen de la sonda Magallanes (NASA) fue publicada el 22 de abril de 1992. Crédito: NASA.

 

¿Qué convirtió a Venus en un infierno? Podría haber sido simplemente un Sol que se calentaba constantemente, pero una nueva investigación sugiere que los volcanes pueden haber jugado un papel importante en la creación de un efecto invernadero descontrolado. Y la misma historia de vulcanismo activo casi acaba con la Tierra también.

 

La tierra y el volcán.

 

¿Exactamente con qué frecuencia la Tierra ha sufrido episodios masivos de vulcanismo y qué tan grave afectaron esos episodios a nuestro  planeta? Para manejar estas preguntas, un equipo de científicos investigó la aparición de grandes provincias ígneas (LIP), que son enormes depósitos de roca nacida del magma esparcidos por todo el mundo.

 

La única forma de hacer un LIP es rasgar la corteza de la Tierra. Esto puede suceder cuando las placas tectónicas divergen o cuando las  plumas del manto ascienden a la superficie. Durante la formación de un LIP, toneladas de gases de efecto invernadero se liberan a la atmósfera, alterando drásticamente el clima. La formación de un solo LIP dura alrededor de cinco millones de años y tiene impactos devastadores en el clima. Incluso se han relacionado con más eventos de extinción masiva que los cometas o asteroides que impactan en la superficie de la Tierra.

 

Solo tenemos un registro incompleto de LIP en la Tierra. Esto se debe a que nuestro planeta resurge constantemente a través de la tectónica  de placas. Pero a pesar de que la superficie actual de la Tierra tiene solo aproximadamente unos 500 millones de años, geólogos inteligentes han podido descubrir los restos de LIP enterrados en lo profundo de la corteza.

 

Según la investigación, publicada recientemente en The Planetary Science Journal, los LIP individuales parecen ser aleatorios. No existe una causa conocida que pueda desencadenar la formación de múltiples LIP juntos. Además, presumiblemente, un solo evento de formación de LIP no altera permanentemente un sistema climático, porque la Tierra ha experimentado múltiples formaciones de LIP y todavía tenemos un clima estable.

 

Sin embargo, una sola formación de LIP puede dañar un clima, aumentando drásticamente la temperatura de la atmósfera a través del  efecto invernadero. Y algunos eventos de formación de LIP coinciden entre sí por pura casualidad. Con base en el registro geológico, los investigadores encontraron que es probable que se produzcan eventos de formación LIP simultáneos. Muchos ocurren dentro de un millón de años uno del otro, que es más corto que la duración del impacto de uno solo.

 

La Venus fugitiva.

 

Múltiples eventos simultáneos de formación de LIP pueden destruir por completo un planeta. Si estallan demasiados a la vez, entonces se  escapan demasiados gases de efecto invernadero a la atmósfera. Esto puede desencadenar un efecto desbocado. Si la atmósfera atrapa demasiado calor, los océanos comienzan a evaporarse. Con más agua en la atmósfera, atrapa aún más calor, calentando aún más los océanos. El ciclo sigue y sigue, eventualmente conduciendo a la "muerte térmica" de un mundo templado.

 

Obviamente, la Tierra evitó este destino, pero solo por la piel de nuestros dientes, según la investigación. Si se formaran demasiados LIP a la  vez, nuestro clima podría haberse acelerado. Quizás entonces esto es lo que le pasó a nuestro planeta hermano, Venus. Vemos evidencia de muchos volcanes extintos en Venus, aunque no sabemos cuántos han sido borrados por la meteorización o la tectónica de placas.

 

Si Venus experimentó demasiados LIP a la vez, podría haber desencadenado el efecto invernadero descontrolado que acabó con el mundo.  El siguiente paso en esta investigación es tratar de comprender cuántos LIP son demasiados y averiguar dónde está el punto de inflexión. Con un mayor interés en Venus y las sondas espaciales en la pizarra para explorar ese planeta, podemos tener una ventana a la historia del vulcanismo de ese planeta. Poner todo eso junto puede revelar la desagradable historia de ese mundo retorcido.

 

Fuente:

https://phys.org/news/2022-05-volcanoes-venus-runaway-greenhouse-implications.html