Científicos descubren el rastro de polvo del cometa Holmes      

 

Por la Universidad Federal de los Urales

04 de mayo de 2022.

Fotografías de observaciones del rastro de polvo del cometa en 2015 tomadas por investigadores. Crédito: Arto Oksanen.

 

Investigadores de Finlandia, Canadá y Rusia han descubierto un inusual rastro de polvo en forma de reloj de arena del cometa 17P/Holmes. Las partículas que formaron el rastro de polvo fueron liberadas por el más poderoso de los estallidos documentados hasta ahora de un cometa. Ocurrió en octubre de 2007. Los astrónomos realizaron observaciones del rastro de polvo del cometa utilizando telescopios en Australia, Finlandia y EE. UU. La primera etapa de observaciones duró de 2013 a 2015, y la segunda fue de 2020 a 2021. La descripción la investigación se publica en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

 

Los autores del estudio detectaron por primera vez que las órbitas de las partículas cometarias expulsadas en el estallido tienen forma de reloj de arena. En los lados opuestos de la estela hay nodos de convergencia de órbitas a lo largo de los cuales se mueven las partículas. Uno, el nodo norte, está ubicado en el punto original del estallido del cometa; el otro, el nodo sur, se encuentra en el lado opuesto. Las partículas más pequeñas tienen las órbitas más grandes, por lo que llegan en último lugar a los nodos. Las partículas de tamaño mediano y grande llegan antes a los nodos.

 

"La enorme cantidad de partículas que fueron expulsadas del cometa durante el estallido se esparcieron en órbitas elípticas alrededor del Sol. Esto brinda una oportunidad única para estudiar el material del cometa y su dispersión en el espacio interplanetario. Para comprender la física y la escala de este fenómeno, se desarrolló un nuevo modelo que describe de manera realista la evolución de los rastros de polvo cometario resultantes", dice Maria Gritsevich, líder del proyecto académico, profesora adjunta en la Universidad de Helsinki e investigadora principal en el Instituto de Investigación Geoespacial de Finlandia y la Universidad Federal de los Urales.

 

Los resultados de la investigación permiten predecir la ubicación y el comportamiento del rastro de polvo del cometa 17P/Holmes, incluido su  regreso al punto de explosión original. Además, la investigación puede ayudar a calcular los siguientes estallidos de cometas o predecir la ocurrencia y la intensidad de las lluvias de meteoros.

 

"Desde el año 2000, he estado modelando lluvias de meteoros conocidas (como las Leónidas) usando modernas técnicas de modelado. En este estudio, hemos desarrollado modelos de alta precisión del estallido del cometa 17P/Holmes y la propagación de las partículas de polvo del mismo. Además, combinamos ambos modelos por primera vez y esto dio como resultado un nuevo y poderoso modelo", dice Markku Nissinen, miembro de la Red Finlandesa de Bolas de Fuego en la Asociación Astronómica de Ursa.

 

La singularidad del modelo es que tiene en cuenta los efectos de la presión de la radiación solar, las perturbaciones gravitatorias causadas por Venus, la Tierra y su luna, Marte, Júpiter y Saturno, así como la interacción gravitatoria de las partículas de polvo con el cometa padre.

 

"Predecimos que con nuestros datos publicados sobre la hora de llegada y las coordenadas correspondientes del rastro de polvo del cometa 17P/Holmes en 2022 será visible incluso en los telescopios de los astrónomos aficionados. Esperamos que los resultados de sus observaciones proporcionar información adicional sobre el número y el tamaño de las partículas y su distribución geoespacial. Esta información será útil para desarrollar nuevos modelos y comprender qué sucede con el cometa y su estela", concluye Maria Gritsevich.

 

Los científicos seguirán estudiando el cometa 17P/Holmes para determinar las razones del aumento periódico de brillo, los posibles efectos secundarios y estacionales (como la presión de radiación irregular y no gravitatoria) sobre las partículas y la posibilidad de observar en la longitud de onda infrarroja. Además, los planes de investigación futuros son simular el primer estallido cometario observado en 1892 y sus consecuencias.

 

El cometa 17P/Holmes fue descubierto durante un estallido el 6 de noviembre de 1892 por el astrónomo británico Edwin Holmes. Otro  poderoso estallido ocurrió el 23 y 24 de octubre de 2007 y duró unas tres horas. El estallido fue el más grande jamás registrado en la historia de las observaciones astronómicas. Debido a la liberación de partículas y al enorme aumento en el tamaño de la superficie que refleja la luz del Sol, el brillo del cometa aumentó más de un millón de veces. Por ese breve momento, el cometa también se convirtió en el objeto más grande del Sistema Solar.

 

Fuente:

https://phys.org/news/2022-05-scientists-comet-hourglass-shaped-trail.html