Datos del EHT de M87 descartan axiones      

 

Por Bob Yirka, Phys.org

18 de marzo de 2022.

El poderoso jet en la galaxia M87 proviene de su agujero negro central. El mismo se extiende por más de 5.000 años luz. El chorro se origina a partir de los enredados campos magnéticos del disco de acreción del agujero negro supermasivo de M87. Crédito: NASA/The Hubble Heritage Team (STScI/AURA).

 

Un equipo de investigadores afiliados a múltiples instituciones en China y dos en Alemania descubrió que los datos del Event Horizon Telescope (EHT) descartan la probabilidad de axiones en un rango de masa específico alrededor del agujero negro M87. En su artículo publicado en la revista Nature Astronomy, el grupo describe su análisis de los datos obtenidos recientemente del EHT y lo que mostró sobre los cambios que varían con el tiempo en la dirección de la polarización.

 

Los axiones se propusieron por primera vez en la década de 1970 para explicar por qué hay tan poca antimateria en el Universo. También se teoriza que las partículas son parte de la materia oscura. Desafortunadamente, nadie ha podido probar que existen. En cambio, los físicos continúan buscando evidencia circunstancial de su existencia. En este nuevo esfuerzo, los investigadores han analizado otra idea teórica, una que sugiere que los axiones deberían acumularse en las nubes alrededor de los agujeros negros. Los científicos no habían podido probar esta teoría hasta hace poco porque no tenían imágenes de la luz polarizada emitida por un agujero negro. Eso cambió en época reciente cuando el EHT (una red de radiotelescopios en todo el mundo) capturó imágenes del agujero negro M87 y las publicó para que las usaran otros investigadores.

 

La teoría sugiere que los axiones en una nube alrededor de un agujero negro deberían alterar la polarización de la luz proveniente de esa  parte de la nube: debería haber un bamboleo. Los investigadores con este nuevo esfuerzo analizaron los datos de EHT, buscando tal bamboleo. Pero para hacer eso, tuvieron que filtrar otro material que también podría contribuir a un bamboleo. Una vez hecho esto, descubrieron que el pequeño bamboleo restante descartaba la posibilidad de axiones ultraligeros en la nube. Las técnicas que utilizaron también podrían aplicarse a la búsqueda de partículas similares a axiones alrededor de otros agujeros negros, como el que se encuentra en el centro de la Vía Láctea, que resulta ser uno de los próximos objetivos del EHT.

 

Fuente:

https://phys.org/news/2022-03-m87-event-horizon-telescope-likelihood.html